Demoras en el juicio por la “ruta del dinero K”

17 de octubre, 2019

Aunque estaba previsto que hoy se expresara ante el tribunal que lo juzga por presunto lavado de dinero, Lázaro Báez no declaró en el juicio oral y se negó a ser trasladado desde el penal de Ezeiza. En el mismo proceso, el que sí declaró fue el valijero Leonardo Fariña, que reiteró que recibía órdenes del empresario patagónico.

 

Báez debía declarar en indagatoria ante el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 4, pero se negó a ser trasladado desde el penal de Ezeiza hasta los tribunales de Comodoro Py. En simultáneo, su abogada Elizabeth Gasaro, solicitó una postergación de la comparecencia del exdueño de Austral Construcciones. Esa postergación fue concedida y la nueva fecha para la indagatoria de Báez es el próximo miércoles.

 

La acusación contra Báez, sus hijos, su contador y uno de sus abogados, entre otros, es por montar “una estructura jurídica y bancaria en el país y en el extranjero” para blanquear una suma aproximada de 60 millones de dólares. Uno de los elementos que forman parte de este proceso judicial es un video en el que se observa a Martín Báez, hijo del empresario, entre otras personas, contando 5 millones de dólares en la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”. Los fondos blanqueados provendrían de hechos de corrupción vinculados a la concesión de obras públicas a la empresa Austral.

 

Báez no fue el único acusado que ayer no declaró ante el TOF Nº 4, porque tampoco comparecieron Federico Elaskar ni Jorge Chueco. El primero, exdueño de la financiera SGI, sufrió un accidente y, según su abogado, tendrá una larga recuperación. Chueco, que era abogado de Báez, no se presentó porque en la cárcel no se le permitió el acceso a una computadora para repasar la causa, informó Télam.

 

En este caso, llamado la “Ruta del dinero K”, el valijero Leonardo Fariña es imputado colaborador. Él sí compareció ayer ante los jueces Néstor Costabel, Gabriela López Iñíguez y Adriana Pallioti, y reafirmó que trabajaba bajo las órdenes de Lázaro Báez para realizar maniobras de lavado de activos. “Las órdenes las daba siempre Lázaro, nunca una decisión trascendió al señor Lázaro Báez”, subrayó ante el tribunal, según consignó la agencia Télam.

 

Fariña señaló, además, que para él hubo maniobras de lavado por 265 millones de dólares y que intervino en la primera parte de la compra de “La Rosadita”, por tres millones de euros, y también del campo Entrevero, en Uruguay, para Báez. “Pasaba mucho tiempo con Lázaro, conocía los papeles de la empresa. Hubo casi 30 millones de dólares expatriados y compras de propiedades”, completó Fariña.

 

***

El juicio a Milani

 

Según el calendario previsto, hoy debe reanudarse el juicio contra el exjefe del Ejército César Milani, en el que se lo investiga por la presunta confección de un acta de deserción apócrifa para encubrir la desaparición del soldado Alberto Ledo. El proceso comenzó la semana pasada y Milani se declaró inocente y víctima de una campaña. El juicio se desarrolla en Tucumán y, además, está acusado el excapitán Esteban Sanguinetti, por homicidio calificado y privación ilegítima de la libertad.

 

Dejá un comentario