Cristobal López y De Sousa ahora demandan a la Afip por $ 2.000 millones y denuncian “persecución”

24 de octubre, 2019

El empresario Fabián De Sousa denunció hoy “persecución” al grupo Indalo en base a una denuncia que presentó tras ser excarcelado, y pidió que se incorpore esa prueba al juicio que se le sigue por el no pago del impuesto a los combustibles líquidos en su petrolera Oil Combustibles.

 

En tanto, su socio Cristóbal López, presentó un demanda por daños y perjuicios argumentando que Afip “fundió” a Oil Combustibles, la empresa petrolera que no pagó $ 8.000 millones de Impuestos al Combustibles.

 

“Hay requerimiento fiscal con elementos suficientes para indagarlos, y si esto ocurre, pido que se incorpore”, dijo De Sousa como prueba al juicio que actualmente se le sigue junto a su socio López y al ex titular de la Afip Ricardo Echegaray.

 

De Sousa retomó hoy su declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 3 y aludió a esta denuncia presentada por su abogado, Carlos Beraldi, y que está a cargo de la jueza María Servini y el fiscal federal Guillermo Marijuán. Allí sostuvo que hubo una “persecución” a indalo, y nombró a otros funcionarios de Afip que forman parte de su equipo de abogados.

 

“De la pluma de ellos, sin el cumplimiento de lo establecido por Afip, salió el cien por ciento de los actos de persecución. Hemos denunciado y la denuncia tiene que ver con lo que tratamos aquí”, dijo a los jueces.

 

Beraldi presentó la denuncia penal luego de la excarcelación concedida a López y De Sousa, y el fiscal Marijuán la impulsó y pidió medidas de prueba a la jueza Servini.

 

A una primera imputación hecha por Marijuán y en la que pidió investigar al presidente Mauricio Macri, al ex titular de Afip Alberto Abad, Nicolás Caputo, Mario Quintana, José Torello y Javier Iguacel, se sumó ahora una ampliación de su dictamen en la que entendió que “corresponde ampliar la nómina de investigados a Leandro Cuccioli”, el actual titular del organismo recaudador.

 

El fiscal pidió medidas de prueba, entre ellas, que se requiera a la Afip “la documentación relativa a las firmas Telepiú SA e Ideas del Sur SA, respecto de su categorización impositiva -inclusiones, altas, bajas y modificaciones- y de existencia de requerimientos, todo en el período comprendido desde el mes de agosto del corriente año y la actualidad”.

 

La situación de su socio, Cristobal López, la dejó en claro él mismo cuando salió de la cárcel: “Ya recuperé la libertad, ahora voy a recuperar las empresas”. Ahora acaba de denunciar a la Afip como responsable de la quiebra de Oil Combustibles SA (OCSA).

 

En su momento, la justicia determinó que la deuda de la petrolera ascendía a $ 8.000 millones. Pero la defensa de López y De Sousa sostienen que a 2015 no debían prácticamente nada. Y ahora ante el juez comercial que lleva la quiebra de la firma, demandaron a la Afip y le reclaman una indemnización de $ 2.000 millones, en concepto de daños y perjuicios.

 

En tanto, el organismo sostuvo en varias presentaciones que la firma presentó su concurso de acreedores en marzo de 2016, “por lo cual la cesación de pago es previa a esa presentación y cuando la nueva gestión reclamó el pago de deuda, se presentaron en concurso”, explicaron.

 

Sin embargo, ambos empresarios junto al ex titular de la AFIP, enfrentan un juicio por haber defraudado al Estado. La acusación formal sostiene que llevaron adelante una “maniobra de corrupción por la cual desde la AFIP, defraudaron a través del ITC de modo sistemático, deliberado y permanente al Estado Nacional, en beneficio de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa, ocasionando un perjuicio a la administración pública superior a los $8.000 millones”.

 

Dejá un comentario