Contrapunto más duro entre Macri y Fernández en el segundo debate

21 de octubre, 2019

Duelo mano a mano. Entre dos, con otros cuatro candidatos que pretendieron hacer escuchar su voz. El candidato de Juntos por el Cambio, Mauricio Macri, y el del Frente de Todos, Alberto Fernández, se eligieron como interlocutores y rivales y lanzaron sus dardos durante toda la noche de ayer, en la Facultad de Derecho de la UBA, para intentar sacarse ventaja, con mayor intensidad que en el debate pasado, el domingo anterior, en Santa Fe. Roberto Lavagna (Consenso Federal), José Luis Espert (Frente Despertar), Nicolás del Caño (FIT) y Juan José Gómez Centurión (Frente NOS) dieron pelea con suerte diversa en el último acto relevante de la campaña.

 

“Este debate tiene que servir en qué tipo de país queremos vivir. En qué sociedad vamos a vivir con nuestras familias. Siempre fui coherente con las ideas que defiendo. No cambio para acomodarme. Muchos están enojados con la situación económica pero viene una realidad distinta”, empezó el presidente Macri en su primera intervención, tomando la ofensiva. “Esta semana que pasó le dedicaron mucho tiempo a mi índice. Sería bueno que nos dediquemos a otros índices: el de desocupación, el de pobreza, el de inflación. Ocupémonos de lo importante”, fue la presentación que decidió hacer Fernández.

 

El primero de los ejes de debate fue el de seguridad. “Somos muy distintos a ellos”, sostuvo Macri. Y ese ellos tenía un destinatario muy preciso. “Descuidan las fronteras para la droga, menosprecian a la fuerzas de seguridad. Cuando Alberto Fernández era Jefe de Gabinete llegamos a importar 20 mil kilos de efedrina. Nosotros no transamos con la droga. Así son ellos y no van a cambiar. Es lo que hicimos en estos cuatro años y lo vamos a seguir haciendo. Nosotros atacamos al terrorismo y ellos ampararon a los criminales que atacaron la AMIA”, fue la dura acusación del Presidente.

 

 

“Gracias a Dios no nos parecemos en nada, presidente Macri. Me preocupa, que más allá de lo que usted dice, aumentó el consumo de droga, lo cual quiere decir que el negocio sigue creciendo”, fue la respuesta de Fernández. “No esperen que les dé soluciones fáciles al tema de la inseguridad. Es fácil hablar de mano dura pero el problema está vinculado a la desigualdad de una sociedad. Cuesta entenderlo pero es así”, dijo el candidato del Frente de Todos. Y agregó: “El entramado social de la Argentina se ha quebrado en los últimos años. Vamos a reconstruir ese control social y el modo es generar más igualdad. Proponemos generar un Consejo de Seguridad, que sea una política de Estado”.

 

En el segundo bloque temático (empleo, producción e infraestructura) continuó el contrapunto. “La Argentina tiene la tasa de desempleo más alta de los últimos años. A Macri no le preocupa el trabajo. El presidente “uberizó” la economía. Las sociedades modernas prestan mucha atención al trabajo en blanco. Es la mejor garantía de paz social. La economía no para de caer y las pymes, dadoras de trabajo, cerraron a un nivel de 43 por día. Hay que dejar de pagar las tarifas dolarizadas que solo benefician a los amigos del Presidente”, señaló Fernández.

 

“Ellos hablan de empleo pero se estancó el empleo en sus últimos años de gobierno. Generaron más de un millón de puestos informales. El desafío es el empleo formal, claramente. Para generar empleo hay que modernizar el país. La obra pública era una matriz de corrupción. Lo dijeron los jueces y el propio Lavagna. Ellos no cambian más. Cuando gobiernan creen que son los dueños de la plata de los argentinos. Nosotros lanzamos el plan de infraestructura más importante de los últimos 65 años”, lo contradijo Macri.

 

“La Argentina es un país donde el gobierno nacional concentra mucho poder y las provincias mendigan. Todos los argentinos debemos ser tratados del mismo modo. Quiero hacer un país federal. Mucho más se deterioró la calidad institucional. Macri propuso dos jueces a la Corte por decreto y usurpó un cargo en el Consejo de la Magistratura. La realidad es que la corrupción es un gran problema. Hay que terminar con los empresarios que llegan al gobierno y hacen negocios para sus empresas”, dijo Fernández al comenzar el eje “Federalismo, calidad institucional y rol del Estado”. “Ahora el kirchnerismo habla de federalismo después del látigo y la chequera utilizada. Desde el primer día trabajé codo a codo con los gobernadores. Le dimos más recursos y obras. Nos dejaron un Estado sin estadísticas y lleno de militantes. Hemos digitalizado el Estado. No somos iguales. Nosotros creemos de verdad en la independencia de poderes”, fue la respuesta de Macri.

 

“El Presidente llegó para llegar a la pobreza cero. La pobreza la multiplicó junto con el hambre. Mintió y mintió. Vamos a ocuparnos para que el hambre termine. Vamos a pedirle a la minería que se desarrolle de modo sustentable. Vamos a crear un Ministerio de Vivienda”, sostuvo Fernández. “La única idea genial que tuvieron con la pobreza fue ocultarla. Siempre usaron a los pobres, siempre hicieron clientelismo”, sostuvo Macri.

 

Lavagna se mostró deslucido, nuevamente fuera de foco y de tiempos. Gómez Centurión volvió a hacer eje en su discurso de “mano dura”, Del Caño se mostró más eficaz en sus intervenciones y Espert pareció jugar en tándem con Macri al exhibirse mucho más crítico respecto de Fernández.

 

Dejá un comentario