Congreso polarizado: el FdT y Cambiemos consolidan sus bloques

29 de octubre, 2019

congreso

Aunque la elección ejecutiva acaparó todas las miradas, el 27-O arrojó además la nueva configuración del Congreso, que en rigor, deberá debatir el Presupuesto 2020 en medio de una transición política y economía paralizada en medio de la crisis antes de fin de año.

 

Además, marcará la correlación de fuerzas hacia el interior de los diversos espacios políticos. En el bloque del Frente de Todos deberán convivir las distintas vertientes del peronismo que llegaron al domingo bajo el mismo paraguas electoral. En Juntos por el Cambio, la convivencia entre el PRO y la UCR, marcará el pulso de los que podrían comenzar a perfilarse como principales referentes de la oposición al gobierno de Alberto Fernández.

 

La Cámara Baja

 

En Diputados, la primera minoría la tendrá Juntos por el Cambio que se quedará con 119 bancas. El interbloque de la futura oposición estará integrado por 51 legisladores del PRO, 44 de la UCR y 15 de la Coalición Cívica. Según los números de las PASO, el oficialismo podría haber quedado con 110 representantes, pero la mejora en la performance del domingo le permitió ganar 9 bancas, obteniendo mejores resultados en CABA, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Salta, Santa Fe y Tucumán.

 

Por su parte el FdT, podría llegar a tener un bloque de 110 legisladores, si se tiene en cuenta todos los bloques minoritarios que podrían sumarse como aliados.

 

Específicamente, el bloque del kirchnerismo alcanzó los 93 diputados pero podría sumársele al menos 9 del Bloque Justicialista, 3 del Frente Renovador-UNA y 2 de Red por Argentina, lo que le daría una representación de 107 diputados. En esa línea, y si se cuenta a los potenciales aliados como el Frente Cívico por Santiago o el Frente Renovador de la Concordia (Misiones), el frente que resultó victorioso el domingo pasado, llegaría a las 110 manos.

 

El nuevo Congreso deberá debatir el Presupuesto 2020 en medio de una transición política y con la economía paralizada.

 

Con los números mencionados, ninguno de los dos bloques mayoritarios llegaría al quórum necesario para sesionar, lo que los obligará a alcanzar consensos.

 

Uno de los grandes derrotados del domingo, fue Consenso Federal, con Roberto Lavagna como principal referente. La tercera vía que intentó romper la polarización infructuosamente solo logró incorporar tres diputados, y tendrá un bloque de cinco. Por un lado, Graciela Camaño logró renovar su banca aunque Marco Lavagna, no hizo lo propio al quedar por debajo del piso en CABA.

 

La izquierda tampoco hizo una buena elección ante un escenario de polarización. El bloque que tendrá a partir de diciembre será de dos integrantes, justamente el binomio de la fórmula presidencial, Nicolás Del Caño y Romina Del Plá.

 

Diputados además, tendrá como presidente del cuerpo al líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

 

La Cámara Alta

 

En el Senado de la Nación, el peronismo tendrá clara mayoría. Sumando a todas las vertientes del peronismo llegarán al número de 37 bancas.

 

Allí están incluidos 16 senadores del kirchnerismo, 12 del PJ y 11 si se tienen en cuenta los bloques provinciales, afines al peronismo.

 

Por su parte, la futura oposición mejoró su representación. Juntos por el Cambio tendrá un total de 28.

 

El interbloque estará conformado por 15 de la UCR, 8 del PRO, más 5 bloques provinciales aliados. De esa manera la Cámara Alta quedará con un escenario polarizado entre las dos fuerzas mayoritarias.

 

Luego quedarán sólo cinco senadores, representados en cuatro bloques. Aún si los 5 senadores mencionados, votasen con Cambiemos, no alcanzarían para ganarle al bloque unificado del peronismo.

 

Tras con los comicios del domingo, y con l cambio de Gobierno, el Senado estará ahora manejado por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien será la presidenta del cuerpo.

Dejá un comentario