Con un dólar firme, los títulos argentinos resucitan

2 de octubre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

En una jornada repleta de señales cruzadas, con un mal dato de la recaudación, con trabas de la Corte al Poder Ejecutivo y con un día negativo en Wall Street porque la economía de Estados Unidos también está rateando, el mercado argentino mostró buenos volúmenes operados y precios en alza para las acciones y los bonos, tasas de interés en leve baja y, sin importarles nada, inversores y ahorristas siguen comprando dólares, sin considerar su precio, y el valor del billete volvió a colocarse en el canal oficial nuevamente por encima de los $ 60.

 

El condicionante del día se inició en Wall Street, ya que los índices de la Bolsa de Nueva York bajaron hasta el 1,3% después de conocerse que la actividad manufacturera de Estados Unidos acaba de tocar el menor nivel en diez años. Debido a ese dato, hubo una baja del 1,1% al 1,3% para los índices de la Bolsa de Nueva York. También hubo un descenso del 0,2% en la Bolsa de México y una declinación del 0,7% en la de San Pablo.

 

La onda negativa de Wall Street llegó a tal punto que hubo una baja en bloque para los ADR argentinos que cotizan en ese mercado, con descensos del 1% al 3,8% para Irsa P, Ternium, Edenor, Cresud, Tenaris, Irsa I, Galicia, Macro y TGS.

 

Sin embargo, esa baja de los papeles locales en el mercado norteamericano no alcanzó para aplacar la movida alcista que envuelve al mercado local. Con el 80% de lo operado en acciones transado en apenas seis papeles (Tenaris se llevó el 30% de los negocios, Galicia tuvo el 17% de las operaciones y Petrobras Brasil el 15%), la Bolsa de Buenos Aires subió 3,4%, con $ 828 millones de pesos transados.

 

Así, en los extremos, lejos del clima pesimista de Wall Street, en 25 de Mayo y Sarmiento hubo subas del 4% al 8,4% para TGN, Introductora, Ferrum, Loma Negra, YPF, TGS, Petrobras Brasil, Pampa Energía, Fiplasto y Transener. Aunque hubo algunas bajas, del 1% al 3,4% para Quickfood, Grimoldi, Clarín, Banco Rio – pref, Celulosa, Holcim y Molinos.

 

Y la onda alcista en los títulos también alcanzó a los bonos. Mientras en el exterior se vio una fuerte baja para los bonos de Hong Kong y Japón, con mejora para los de Australia y Nueva Zelanda, los títulos públicos argentinos tuvieron otro día con consistentes subas y alto volumen operado. El 80% de lo negociado se hizo en tres papeles: AY24 57%, AY24X 17% y TJ20X 7%. Y en los extremos se vio un salto del 32% para el bono PUM21 y subas del 6% al 9,5% para los bonos A2E7, AM20, A2E2, AA37, AF20D, BDC24, PUO19, AF20, AY24X y DICA. Y bajas del 3% al 6,2% para los bonos PBF23, TC21Z, TJ20Z, TJ20C, NO20, PARP y PAY0.

 

El motor del día fue el pago efectivo que realizó la provincia de Chubut, que cumplió con el bono PUM21, por lo que su cotización subió casi 33% en un solo día. Y detrás de eso el analista Daniel Marx salió a decir que si se van cumpliendo los pagos y se realiza un canje amistoso los bonos argentinos pueden subir del nivel actual del orden de los 50 puntos hasta unas 80 unidades, lo cual sería una mejora cercana al 35%.

 

A pesar de la gran suba que vienen experimentando las acciones y los bonos, ahorristas e inversores se siguen moviendo con la elección del 27 de octubre en la cabeza: la convicción es que después de elegido el Presidente, sea quien sea, se viene otra devaluación, por lo que cada tenedor de pesos, si puede, sale a comprar dólares, al precio que sea, sin importar si ahora está caro o barato.

 

Así, mientras en el exterior el dólar subió 0,5% en México y 0,1% en Chile, no cambió contra la libra y el real, pero bajó 0,3% contra el euro y el yen, en Buenos Aires el billete verde sigue con su tendencia levemente alcista. El dólar minorista oficial subió 28 centavos hasta $ 60,10, el blue bajó 50 centavos hasta $ 60,75 y hubo una suba de 5 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 57,64. Con el contado con liqui saltando hasta $ 66,40 dólares, con una brecha del 10,5% contra el oficial, debido a una nueva prohibición del BCRA para realizar operaciones con bonos que involucren al dólar.

 

Con eso como fondo, el goteo de reservas continúa: el BCRA perdió ayer US$ 216 millones, quedan US$ 48.486 millones. Y en relación a eso, medidos en pesos, el euro subió 24 centavos hasta $ 63,02, la libra subió 8 centavos hasta $ 70,90 y el real no cambió, cerró a $ 13,86.

 

La parte positiva del movimiento es que la autoridad monetaria sigue bajando lentamente las tasas de interés. Hubo una nueva baja para la tasa de las Leliq: el BCRA le pagó a los bancos 77,701% promedio, con máximo del 77,750%. Y la tasa de los plazos fijos cedió apenas: los bancos pagaron 57,3% por plata chica y 60,9% por plata grande.

 

Finalmente, en commodities los precios se van ajustando al freno en la economía mundial. Hubo una nueva baja del 0,8% para el petróleo: cedió hasta US$ 54,63 por barril. Se vio un repunte para los metales preciosos: suba del 1,4% para la onza de plata y alza del 0,5% para el oro. Los metales básicos actuaron mixtos: el aluminio y el níquel subieron 1,4%, pero el cobre bajó 0,4%. En Chicago hubo suba del 1,5% para la soja, alza del 1,2% para el maíz y mejora del 0,6% para el trigo. En Rosario se anotó una suba del 2,6% para la soja, alza del 0,8% para el maíz y mejora del 0,6% para el trigo. Y el bitcoin subió 0,7%, con bajas para el resto de las criptomonedas, salvo para el Iota.