China y Estados Unidos están un poco más cerca (hasta el próximo tuit)

22 de octubre, 2019

China EE.UU Guerra comercial

 

Chile es en este momento un país convulsionado y el gobierno tuvo que ordenar medidas de emergencia como días atrás lo hizo el de Ecuador. Más allá de estos casos puntuales, no son buenos tiempos para América Latina porque, salvo excepciones, el crecimiento económico es mínimo o directamente hay recesión como en Argentina.

 

Pero Chile también será noticia a mediados de noviembre cuando se reúna allí el Foro de Cooperación Económica Asia – Pacífico. Porque en paralelo con ese encuentro se realizaría una cumbre entre los presidentes Xi y Trump en el que se podría firmar lo que se conoce como Fase 1 de un acuerdo comercial integral entre ambos países.

 

Si bien no hay certezas, en Washington sostienen que las negociaciones van muy bien y por eso creen posible que se logren avances que serían formalizados en Chile. Los mercados acompañan esa visión y por eso tuvieron un comportamiento positivo que se mantendría hoy de acuerdo a la apertura de los mercados en Asia.

 

El conflicto comercial entre Estados Unidos ha sido responsabilizado reiteradamente por la desaceleración económica global. Y es el motivo por el cual tanto el FMI como la OCDE han recortado sus pronósticos de crecimiento para este año. En Estados Unidos se espera un menor crecimiento que en 2018 mientras que en China acaba de informarse que el PIB subió 6% anual en el tercer trimestre por lo que se ubica en el piso del objetivo del Gobierno que es lograr una expansión entre 6% y 6,5%.

 

Esta situación llevó a que Christine Lagarde, que está en tránsito desde el FMI al Banco Central Europeo, sostuviese su preocupación porque Estados Unidos podría perder el liderazgo económico mundial. También defendió, implícitamente, de los cuestionamientos de Trump, a quien pronto será su colega, Jerome Powell, afirmando que al tener Estados Unidos una tasa de desempleo tan baja no se puede reducir mucho más la tasa de interés porque se podría acelerar la inflación. De todas maneras, en el mercado se descuenta que la Reserva Federal bajará en un cuarto de punto la tasa de interés en su reunión prevista para fines de ese mes. Pero luego de ese paso, se terminan las certezas porque entre los analistas, y los propios integrantes de la Fed no hay acuerdo sobre cómo debe continuar la política monetaria. Mientras tanto, otros bancos centrales están bajando las tasas para estimular sus economías, pero Xi y Trump tienen la última palabra.

Dejá un comentario