Caos en Ecuador: Lenín Moreno saca al gobierno de la Capital, denuncia golpe de estado y tomas en pozos petroleros

8 de octubre, 2019

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, acusó a su antecesor y ex aliado Rafael Correa y al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, de querer desestabilizar su gobierno, que enfrenta duras protestas sociales por la suba de combustibles.

 

“El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización”, dijo Moreno. “Son los corruptos que han sentido los pasos de la Justicia cercándolos para que respondan. Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado”.

 

También informó que trasladó la sede de su gobierno a Guayaquil en el marco del estado de excepción que decretara para restablecer el orden.

 

Moreno también afirmó que los saqueos y los disturbios que se desataron en los últimos días no fueron una manifestación de descontento, sino que se trató de una maniobra organizada “para desestabilizar al Gobierno y romper el orden democrático”.

 

 

“Esto es una protesta de insatisfacción social frente a una decisión del gobierno, pero el saqueo, el vandalismo y la violencia muestran que hay un motivo político organizado para desestabilizar al gobierno”, dijo Moreno en un discurso televisado anoche, flanqueado por el vicepresidente, ministro de defensa y alto mando militar.

 

Moreno, de 66 años, que se alejó de las políticas de izquierda de su predecesor y mentor, Rafael Correa, afirmó que no tolerará el caos ni anulará la quita de los subsidios al combustible como parte de un paquete de medidas de austeridad.

 

Además, acusó a los opositores políticos de orquestar un intento de golpe y culpó a los asociados de Correa de infiltrarse en las protestas como parte de un complot para derrocar a su gobierno, sin proporcionar evidencia.

 

En Twitter , Correa viene agitando con una serie de publicaciones y dijo que Moreno estaba “terminado” y convocó a elecciones.

 

 

El presidente enfrenta también un duro desafío por parte de grupos indígenas que están tomando campos y bloquearon algunas carreteras por quinto día a partir del lunes por la mañana con piedras, neumáticos y ramas. Las protestas dirigidas por indígenas derribaron a tres presidentes en los años previos al gobierno de Correa.

 

Diversos sectores sociales rechazan en las calles y rutas desde el pasado jueves el recorte de subsidios dispuesto por Moreno, en el marco de un acuerdo firmado con el FMI para acceder a préstamos por US$ 4.209 millones.

 

Petroamazonas denuncia tomas

 

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables de Ecuador anunció la suspensión de las operaciones en tres pozos petroleros, manejados por la estatal Petroamazonas, en medio de las protestas contra el Gobierno.

 

Según la entidad, los pozos se encuentran en las provincias de Orellana y Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana y sus instalaciones fueron tomadas por “grupos de personas ajenas a la operación”.

 

“Al momento no existe personal retenido ya que los encargados de cada uno de los campos están manteniendo conversaciones con la gente, de forma pacífica”, señala el comunicado.

 

La estatal informó, además, que solicitaron a las Fuerzas Armadas “que se incremente la protección en las instalaciones, para salvaguardar los recursos del Estado ecuatoriano”.

 

 

 

Dejá un comentario