Alberto y Cristina: unidad y liturgia peronista antes del nuevo debate

18 de octubre, 2019

Los integrantes de la fórmula presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, tuvieron ayer su celebración del Día de la Lealtad en la provincia de La Pampa, cuando flanqueados por la plana mayor de los gobernadores del peronismo, compartieron el escenario con el mandatario local, Carlos Verna. La elección de la sede fue un gesto hacia el hombre del peronismo pampeano que ofició como uno de los armadores más activos en la unidad en el movimiento justicialista, sin exclusión de sector alguno.

 

En su discurso, Cristina aprovechó para hacer hincapié en la economía y realizó a su vez una caracterización ideológica del macrismo. “El neoliberalismo, nunca más, compatriotas, en nuestro país”, dijo. Y afirmó que “es la tercera experiencia neoliberal que sufre la Argentina”. Para la expresidenta, son “los hombres y mujeres de a pie los que sufren estas políticas de devastación” y agregó que “de a poco pudimos ir reconstruyendo el campo popular”.

 

La candidata a la vicepresidencia tuvo una breve intervención luego de la apertura que estuvo a cargo del propio Verna. El gesto de Cristina fue clave para unidad del peronismo. “Esta unidad que hemos logrado no nos tiene que hacer creer que todo está ganado”, afirmó y aseguró que en la dirigencia peronista “tenemos que tener la claridad de saber que es una tarea dura la que va a venir, porque han vuelto a empobrecer a los argentinos”.

 

El Frente de Todos tendrá su cierre nacional en Mar del Plata, un distrito habitualmente adverso para el peronismo.

 

Por su parte, Fernández hizo una reivindicación del justicialismo como movimiento político. “El peronismo siempre está al lado de los desposeídos, de los que no tienen trabajo, de los jubilados, de los que padecen”, arengó. El dirigente detendrá su agenda hasta el domingo, cuando participará del segundo debate presidencial. Esta vez, en la Facultad de Derecho.

 

En esa línea Fernández sostuvo que el Frente de Todos llegó “para darle al pueblo una opción” y afirmó que “para eso estamos volviendo, porque lo que necesitamos es que la Argentina deje de caerse, que es lo que pasa cada vez que éstos llegan al poder”.

 

Durante su discurso en el Día de la Lealtad, Fernández no se privó de disparar munición gruesa contra Mauricio Macri y su gestión. “Se ha cansado de decir mentiras, llegó mintiendo y sigue mintiendo”, dijo. Y trató de “desvergonzado” al Presidente y calificó al Gobierno de “llegar al poder y destruir todo lo construido”.

 

 

El acto sirvió como una especie de cierre en clave federal del peronismo, aspecto sobre el cual Fernández viene machacando desde el inicio de la campaña electoral.

 

En la cita de ayer no estuvieron los gobernadores electos Omar Perotti de Santa Fe, ni Jorge Capitanich de Chaco, quien resultó vencedor el domingo pasado. Tampoco estuvo presente el candidato a diputado Sergio Massa. Tampoco estuvo Matías Lammens, el candidato porteño quien mantuvo una actividad con hinchas de San Lorenzo y Huracán.

 

Fernández tendrá su cierre formal en la ciudad de Mar del Plata la semana próxima. La sede buscará dar cuenta de la realidad económica que impacta en uno de los grandes centros urbanos del interior bonaerense. La ciudad balnearia es históricamente una de las de más altos índices de desempleo y además, está gobernada por el color político adversario.

 

Tal como contó este diario, el FdT ha realizado una fuerte apuesta para ganar en los grandes municipios de la provincia de Buenos Aires al igual que lo ha hecho en otras capitales de provincia. La candidata local del peronismo, es la diputada de La Cámpora Fernanda Raverta, quien peleará voto a voto la elección con el macrista Guillermo Montenegro.

Dejá un comentario