Un vistazo a las organizaciones que ganaron la calle

13 de septiembre, 2019

Un vistazo a las organizaciones que ganaron la calle

Los principales movimientos sociales que protagonizaron los acampes y movilizaciones para pedir la aprobación de una ley de emergencia alimentaria tienen distintos alineamientos políticos y orígenes, más allá de que confluyan en las calles con sus movilizaciones. Las agrupaciones más importantes de este universo son Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Con gran visibilidad por su combatividad y número, también se destaca el Polo Obrero. Algunas vertientes del peronismo y la izquierda conviven en las columnas de estos grupos de presencia nacional, pero con un peso mayor en el conurbano bonaerense.

 

Barrios de Pie, la CCC y la CTEP integran lo que se conoce como “Triunvirato Piquetero”, o “Triunvirato de San Cayetano”. El origen de esta denominación se remonta al 7 de agosto de 2016, cuando las tres agrupaciones escenificaron su fuerza en una masiva marcha por el día del patrono del trabajo. Esas movilizaciones se reprodujeron anualmente desde entonces, con apoyo de sindicatos de la CGT y también de gremios díscolos de la conducción de la central. La articulación con la Iglesia de estos tres movimientos sociales también es clave.

 

Barrios de Pie, la CCC y la CTEP integran el grupo denominado Triunvirato piquetero, o Triunvirato de San Cayetano.

 

Barrios de Pie tiene actualmente dos vertientes internas. Una está referenciada con Daniel Menéndez y la otra, con Silvia Saravia. Menéndez apoya actualmente al Frente de Todos, e incluso aspiró a ser candidato a diputado cuando ese espacio comenzaba a gestarse; su intención no prosperó. Saravia, de fuerte exposición mediática los últimos días de acampe, señaló en reiteradas oportunidades que no respalda al kirchnerismo, sino a Roberto Lavagna. Los comedores comunitarios y las cooperativas de trabajo son un fuerte de las organizaciones como Barrios de Pie, CCC y CTEP. Desde el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación destacan que los planes no se manejan más a través de las organizaciones, sino que son entregados directamente a las personas que los necesitan, evitando intermediarios. Sin embargo, los planes nacionales son sólo una parte del universo asistencial, en el que tienen mucha importancia los programas provinciales y municipales. Por esas vías, las organizaciones manejan cupos para cooperativas de trabajo y mercaderías para los comedores que mantienen

 

La CTEP tiene una marcada identificación peronista, a través del Movimiento Evita, brazo fundamental de la organización. En la CTEP conviven liderazgos fuertes, como los de Juan Grabois, Gildo Onorato, Emilio Pérsico, Fernando “Chino” Navarro y Esteban “Gringo” Castro. Referenciado con el papa Francisco, Grabois es el más explosivo en sus declaraciones. Castro es el marido de Mariel Fernández, la ganadora de la interna peronista en Moreno y favorita para ser la nueva intendenta de ese distrito del oeste del conurbano.

 

La CCC, de origen piquetero en los ‘90, camina las calles bajo el liderazgo de Juan Carlos Alderete. Tiene su centro de poder en el Partido de La Matanza y es el brazo piquetero del Partido Comunista Revolucionario (PCR). Sus alineamientos políticos se han acercado al peronismo, ha participado en actividades de origen del Frente de Todos, por ejemplo con Felipe Solá.

 

El Polo Obrero es una agrupación con apoyo del Partido Obrero (PO). Su líder es Eduardo Belliboni, quien ayer criticó en duros términos a Alberto Fernández por pedir que se abandonen las calles. “No emitió una opinión de apoyo, sino más bien un apoyo a la represión, porque dice que hay que salir de la calle. Empieza a dar señales muy negativas para los trabajadores, porque hoy hay que estar en la calle más que nunca”, disparó. El Polo Obrero, con Belliboni a la cabeza de su columna, fue la agrupación que comenzó el intento de corte total de la Avenida 9 de Julio el miércoles, que la Policía de la Ciudad impidió.