Subieron la industria y la construcción en julio

6 de septiembre, 2019

pyme industrial acero

Los datos de la actividad industrial continúan arrojando cifras negativas en la comparación interanual. Sin embargo, desde marzo, cuando se registró el peor resultado comparativo del año, se viene observando una progresiva disminución de la contracción frente a los datos del año pasado. Según Índice de Producción Industrial manufacturero (IPI) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), julio mostró una caída interanual de 1,9%, aunque la variación desestacionalizada muestra un crecimiento de 3,0% respecto al mes anterior y el índice de la tendencia-ciclo registró una mejora mensual de 0,9%.

 

“Los datos dejan ver una recuperación del sector industrial durante julio. Esto podría explicarse por el efecto que comenzaron a tener las medidas tomadas por el Gobierno en busca de reactivar el consumo interno de cara a las elecciones de agosto”, explicaron desde la consultora LCG. “La desaceleración inflacionaria y consecuente recuperación marginal del poder adquisitivo, la restauración del programa Ahora 12 y su posterior extensión, la posibilidad de comenzar a bajar la tasa de política monetaria en julio y los subsidios a algunos sectores como el automotriz impactaron positivamente en el sector”, añadieron.

 

De acuerdo con los datos del Indec, el acumulado de los siete primeros meses del año dejó como saldo una caída interanual de 8,4%. En la comparación interanual, la división alimentos y bebidas tuvo un aumento de 4,2%; productos textiles subió 1,7%; refinación del petróleo, coque y combustible nuclear mostró una incremento de 4,7%; maquinaria y equipo, un alza de 0,7%; y otros equipos, aparatos e instrumentos un incremento de 8,9%.

 

En tanto, el resto de los bloques disminuyeron: los productos de tabaco mostraron una caída de 0,3%; prendas de vestir, cuero y calzado, -7,2%; madera, papel, edición e impresión, -3%; sustancias y productos químicos, -5%; productos de caucho y plástico, -1%; productos minerales no metálicos, -4,6%; industrias metálicas básicas, -4,4%; productos de metal, -7,7%; vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, -26,1%; otro equipo de transporte, -16,7%. Por su parte, el rubro de “muebles, colchones y otras industrias manufactureras” no tuvo prácticamente ninguna variación.

 

Construcción

 

De acuerdo con el informe del Indec, la actividad de la construcción mostró en julio una caída de 1,7% respecto al mismo mes del año pasado, en tanto que el acumulado de los siete primeros meses del año presentó una disminución de 8,3% respecto al mismo período de 2018. Sin embargo, en comparación con junio, la serie desestacionalizada mostró una variación positiva de 3,3% y el índice serie tendencia-ciclo indica un alza de 0,3%.

 

“Al igual que en industria, en julio la actividad de la construcción muestra mejoras respecto al mes previo, contrarrestando la caída de junio. Si bien la mejora se ve con buenos ojos, puede estar asociada a un mes preelectoral con incentivos a mejorar el mercado interno”, advirtieron desde LCG. “La mejora marginal de la actividad y el proceso desinflacionario que se comenzaba a encarar también repercuten positivamente”, afirmaron.

 

“A pesar del buen desempeño de julio, las expectativas hacia adelante empeoraron respecto al mes pasado. La mitad de las empresas consultadas creen que la actividad va a disminuir de acá a octubre, lo que evidencia un pesimismo bastante generalizado en el sector. La principal razón para mantener expectativas negativas sigue siendo la caída de la actividad económica y en menor medida se considera también a la inestabilidad de los precios como un factor determinante”, explicó la consultora sobre esta actividad.

 

Perspectivas

 

En su análisis, LCG indicó que si bien los resultados de julio permitían “tener cierta esperanza” acerca de una recuperación marginal de la industria y la construcción, “lo cierto es que quedan atrasados al considerar la devaluación de agosto, post elecciones primarias”. “El fuerte salto en el dólar motivó un aumento en la tasa de interés que actualmente se encuentra en niveles muy altos (incluso bastante superiores a la dinámica que venía teniendo 2019)”.

 

Asimismo, la consultora destacó que agosto y septiembre volverán a mostrar aceleración inflacionaria, que seguirá erosionando el poder adquisitivo de las personas, retardando nuevamente la recuperación del mercado interno. “La industria seguirá fuertemente perjudicada por un contexto de altos costos de financiamiento y consumo en niveles bajos. En conjunto, el sector de la construcción tampoco repuntará en los meses siguientes”, señaló.