Streaming ya representa el 80% de los ingresos de la industria de la música

6 de septiembre, 2019

Streaming ya representa el 80% de los ingresos de la industria de la música

Cada vez más personas transmiten música a través de servicios como Apple Music y Spotify , y la industria discográfica está experimentando un gran impulso con el streaming, al que también se suman los lanzamientos por YouTube.

 

Los ingresos obtenidos de los servicios de streaming en Estados Unidos crecieron un 26% en los primeros seis meses del año, según un informe del grupo comercial Recording Industry Association of America, publicado en The Wall Street Journal. Eso generó un ingreso de US$ 4.300 millones, que representa aproximadamente el 80% de los ingresos generales de la industria de la música.

 

Aunque esto incluía suscripciones pagas y transmisiones con publicidad, el informe también encontró que las suscripciones crecieron 31%, lo que representa el 62% de los ingresos totales de la industria.

 

Spotify tiene más de 100 millones de suscriptores, y Apple Music cuenta con 56 millones de suscriptores pagos.

 

Pese a este avance digital, las ventas físicas también están en alza. La industria discográfica en Estados Unidos experimentó un aumento del 18% en los ingresos, llegando a US$ 5.400 millones, en los primeros seis meses de 2019.

 

Tanto el vinilo como los CD registraron fuertes aumentos en las ventas, creciendo entre 5 y 13%, respectivamente. Las ventas de CD representaron aproximadamente US$ 485 millones de los ingresos de la industria durante los primeros seis meses del año, y las ventas de vinilo generaron US$ 224 millones adicionales.

 

Incluso con los notables aumentos en las compras de medios físicos, está claro que la transmisión es una fuerza dominante para la industria en todo el mundo.

 

El crecimiento de la industria de la música digital sigue generando desventajas incluso para los más grandes artistas que adoptaron las plataformas de streaming y generan millones de reproducciones y views. Aún así, a los músicos solo se les paga una fracción de cada transmisión.