Sandleris corrió el arco (pero dentro de la cancha del FMI)

19 de septiembre, 2019

sandleris bcra sandleris bcra mercado peso

Mientras Hernán Lacunza “reperfila”, Guido Sandleris “recalibra” y, ayer, el banquero central anunció una nueva meta de base monetaria (promedio mensual) para el mes en curso y octubre.

 

Así explicó el Copom la decisión: “A fin de evitar una contracción monetaria excesiva, en un contexto que ya presentaba una liquidez ajustada, se requiere actualizar las metas de base monetaria originalmente establecidas. En línea con las proyecciones de demanda de dinero del BCRA, las nuevas metas contemplan un crecimiento de la base monetaria del 2,5% mensual en septiembre y octubre. En el caso de septiembre, la variación se considera respecto de la meta bimestral de julio-agosto, quedando la meta de base monetaria para el corriente mes en $1.377 mil millones. Estas metas serán ajustadas de acuerdo a las operaciones cambiarias netas que realice el BCRA desde la fecha de publicación de este comunicado”.

 

Además, agregó: “Las metas de base monetaria anunciadas se establecen en un contexto en el que las proyecciones de demanda de dinero pueden perder precisión. En consecuencia, para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria, el Copom juzga necesario aumentar el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq) del 58% actual a 78% en septiembre, durante el pico inflacionario. Para octubre, este límite se establece en 68%, de manera consistente con las proyecciones del mercado respecto a una desaceleración en la tasa de inflación”.

 

Por último, concluyó: “El Copom considera que estas medidas permitirán sostener una tasa de interés real positiva y retomar el proceso de desinflación a partir de octubre”.

 

En diálogo con El Economista, Gabriel Caamaño Gómez explicó: “Acomodaron la meta de base monetaria, pero la meta acomodada está aún por debajo de la que era la original del acuerdo con el FMI ajustada por intervenciones. En criollo, sea acomodaron el arco para que no sea muy complicado que entre la pelota y respetando cierta lógica, es decir, la meta original y ajustes bien por debajo inflación (…) La meta nominal que había sobreajustado el Copom en marzo quedó muy lejos. Había que meter una contracción monetaria que, en este contexto de elevada incertidumbre, control de cambios y ancla en el tipo de cambio, no aportaba en proporción y era más costo que beneficio”. Según el economista, hubiera implicado tasas más altas aún. “Eligieron el mal menor”, concluye.

 

Desde el FMI, muy atentos a las novedades, dijeron: “El BCRA anunció nuevas metas monetarias hoy. Esperamos que las reuniones con las autoridades argentinas en las próximas semanas sean una oportunidad para dialogar (sobre estos y otros temas). El personal del FMI sigue comprometido con Argentina y continúa trabajando con las autoridades para abordar la difícil situación que enfrenta la Argentina”. Corren otros tiempos…