La semana clave de Macri: ONU, FMI y Mendoza

23 de septiembre, 2019

Macri campaña

“La elección aún no sucedió”, volvió a repetir el presidente Mauricio Macri ayer, para intentar alejar los fantasmas y los números adversos que dejaron las PASO del 11 de agosto. Y con un hilo de tuits convocó nuevamente a la marcha del Sí se puede, como llamaron desde el comando de campaña de Juntos por el Cambio, el recorrido por treinta ciudades antes de las generales del 27 de octubre. “A la que llegaremos totalmente decididos a ganar”, agrega el mandatario. La primera convocatoria: el sábado 28, en Barrancas de Belgrano. El día siguiente, la Casa Rosada mirará atentamente lo que suceda en Mendoza para intentar sumarlo a una recuperación posible. Al menos, a los ánimos.

 

 

Más allá de las declaraciones voluntaristas, Macri necesita que esta semana, sea mejor a las de los últimos meses. Hoy partirá rumbo a Estados Unidos para asistir mañana a la apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas, dentro de una apretada agenda de 24 horas que incluye la cena de recepción del mandatario local, Donald Trump, como anfitrión. La comitiva también estará integrada por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, que permanecerá más tiempo en el país del Norte: el miércoles se reunirá con el directorio del Fondo Monetario Internacional, para que se habilite el desembolso tan esperado por el Gobierno. Luego, Lacunza también participará en la celebración del 60 aniversario del Banco Interamericano de Desarrollo junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Otro compromiso que el Gobierno necesita convertir en gesto de apoyo.

 

La de mañana será la tercera participación de Macri ante la ONU. Asistió a las citas anuales de 2016 y 2018, mientras que en 2017 en su lugar viajó la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. En su primera disertación ante ese foro, hace tres años, el Primer Mandatario había pedido al Reino Unido dialogar por la soberanía de las islas Malvinas, se comprometió a ampliar el cupo de refugiados sirios en Argentina y habló sobre su objetivo de pobreza cero, entre otros temas. El año pasado, Macri volvió a reivindicar la soberanía argentina en las Malvinas, se refirió a la crisis en Venezuela y pidió que los iraníes acusados por el atentado a la mutual judía AMIA se presenten a declarar ante tribunales argentinos.

 

En la agenda de Lacunza está el encuentro con el director gerente interino del FMI, David Lipton, y los miembros del staff permanente de ese organismo, Alejandro Werner y Roberto Cardarelli. “La Argentina ha cumplido con lo que ha acordado con el Fondo y, en consecuencia, merece que también ese organismo multilateral cumpla con lo acordado”, dijo ayer Frigerio en una entrevista con el diario La Capital, de Mar del Plata. A modo de prudente optimismo. El Gobierno necesita del desembolso del tramo de US$ 5.400 millones pendiente para disponer de él antes del final de mandato.

 

“Podemos culminar con los ciclos de estancamiento y retroceso que vivimos por setenta años sin convertirnos en ese camino en otro tipo de país”, sostuvo ayer Macri como parte de la convocatoria para el sábado. Mientras que espera que las buenas noticias, el domingo, las traiga Rodolfo Suárez, como candidato a gobernador de Cambia Mendoza.