Montamat: “Vaca Muerta puede potenciarse por el conflicto en Medio Oriente”

17 de septiembre, 2019

Montamat Daniel

Daniel Montamat, ex secretario de Energía y miembro del directorio de YPF, explicó en diálogo con Perspectivas desde Buenos Aires, en CNN, las consecuencias del ataque de los drones en Arabia Saudita, el aumento precio del petróleo, Trump y cómo puede favorecer a países productores fuera de esta zona caliente, como Argentina y Venezuela. Ayer, el crudo aumentó 14,7% en Estados Unidos, rodeado de tensión política.

 

Sobre la situación de Argentina, con Vaca Muerta y el contexto actual de precio congelado, sostuvo que tiene dos caras, “una buena y una mala”: “La mala es que hoy los precios del petróleo están desacoplados del mercado internacional por el congelamiento. Si se van para arriba el reacople es más complicado y tiene que ver como señal de inversión. Porque Vaca Muerta ya está en desarrollo pero necesita muchísimas más inversiones y esas inversiones son sensibles a tener referencias internacionales de precios. La buena es que cuando Medio Oriente vuelve a calentarse, y esto es reiterado desde el conflicto de la guerra árabe Israelí, la guerra de Irán a Irak, la invasión a Kuwait, zonas calientes, se revalorizan aquellas reservas que están estratégicamente ubicadas fuera de esa zona y Vaca Muerta es una reserva con gran potencial que está muy alejada de esa zona de conflicto”.

 

“Hay una nueva geopolítica del petróleo a partir de la producción de gas y de petróleo en los Estados Unidos, este gas y petróleo no convencional que se llama shale gas y shale oil. Hoy estamos en un Estados Unidos autosuficiente. No me imagino este conflicto que se ocasiona por el problema en las refinerías de Arabia Saudita con un Estados Unidos importando, por ejemplo, las mismas cantidades que importaba cuando se produjo la invasión de Irak a Kuwait (época de Bush padre) en el año ’91. Este conflicto hubiera escalado a uno mucho mayor”, analizó sobre el impacto y agregó: “El presidente Trump está diciendo dos cosas: primero, quiere saber quiénes son los responsables, porque me parece que la guerrilla yemení es presta sello, pero la tecnología usada es una tecnología que no la maneja cualquiera. Lo otro que ha dicho Trump para tomar distancia del tema es: nosotros ahora somos autosuficientes. Este es el tema fundamental y en eso ha cambiado la geopolítica petrolera. Hoy la crisis de Medio Oriente es una crisis que repercute en el mercado petrolero mundial pero que pega más fuerte en China o en Europa”.

 

Remarcó que la crisis afecta “sobre todo a China”, que es el principal importador: “Importa 10 millones de barriles por día y acá salieron de producción 5.7 millones de barriles, el 5% de la oferta mundial que es de más o menos unos 100 millones de barriles día físicos que se comercializan”. La otra zona afectada es Europa, que es muy dependiente del petróleo de Medio Oriente, al igual que Asia. “Japón, Corea e India son dependientes del petróleo de Medio Oriente, mucho más que Estados Unidos”, enfatizó.

 

Sobre el posible aumento del barril, mostró cautela y sostuvo que hay que esperar: “Creo que si escala el conflicto y hay probabilidades de que se corte el suministro por más vías, el petróleo puede aumentar. Pero si Trump, por ejemplo, habilita las reservas estratégicas de Estados Unidos (cosa que ha sugerido) para recomponer la oferta mundial, va a calmarse”, dijo y profundizó: “La economía mundial no está viviendo un periodo de demasiada expansión, hay algunos signos de debilidad, entonces por el lado de la demanda no tira mucho el mercado. Si se recompone la oferta esto va a tender a calmarse salvo que escale el conflicto bélico”.

 

Consultado sobre qué otros actores pueden hacer crecer la oferta, Montamat explicó que la OPEP tiene algunos mecanismos y en acuerdo con no OPEP, por ejemplo con Rusia, también podrían habilitar. “Pero la llave para habilitar nuevas reservas y ponerlas en producción menos costosa la tiene Arabia Saudita, que es la perjudicada. Por eso es que hay conmoción, porque se preguntan: ¿Podrán los árabes saudíes recomponer la situación en tiempo prudencial para que no se traduzca en una suba permanente del precio del petróleo? Eso terminaría perjudicando a la economía mundial. Antes de la crisis de 2008 llegó a US$ 147”, advirtó.

 

Por último, sobre la incidencia del conflicto en Venezuela, dijo que “lógicamente podría favorecerle porque sube el precio, es una economía que carece de dólares y los que obtiene es por exportaciones que se le hacen cada vez más complicadas”. “Esto también genera una mayor vinculación con los chinos, pero Venezuela tiene un problema: viene de una crisis tecnológica, que ha degradado la capacidad productiva de PDVSA y entonces no le es fácil reaccionar. Va a recibir más dólares pero no creo que su oferta reaccione demasiado”, concluyó al respecto.

 

Dejá un comentario