Maril (Research for Traders): “Hasta marzo no habrá emisiones”

5 de septiembre, 2019

Maril

Entrevista a Sebastián Maril Analista de Research for Traders Por Ernesto Nimcowicz

 

El Economista dialogó con Sebastián Maril, analista de la consultora Research for Traders para analizar las fuertes variaciones que está experimentando la Bolsa de Buenos Aires, con suba del 6% el lunes, caída el martes de 11,3% y alza de 6,86% ayer, que tienen a las empresas energéticas como protagonistas de esa volatilidad. También analizó el impacto sobre las nuevas medidas como el cepo sobre las empresas.

 

Cómo evalúa las alteraciones en la Bolsa que fue arrastrada por la fuerte baja de las compañías energéticas?

Las acciones argentinas tanto aquí como en Estados Unidos van a estar sufriendo estos vaivenes por un tiempo más. A medida que el mercado vaya entendiendo que encontrando el precio o el nivel de equilibrio que refleje la actual situación política y económica de Argentina va a seguir en el subibaja que hemos visto. Por eso, no nos sorprendamos que cada evento o dicho de un candidato pueda afectar o impactar.

 

El mes pasado, un mes antes de las PASO la mayoría las compañías de energía hicieron importantes colocaciones en el exterior casi todas en Wall Street. Y después de las PASO parece haber cambiado completamente el escenario. ¿Cuándo puede volver la paz al mercado?

No va a haber en el corto plazo. Las que colocaron fueron YPF, Pampa Energía, YPF Luz y también Telecom. Encontrar una ventana de oportunidad para cumplir sus obligaciones financieras fue complicado y les había llevado dieciocho meses. Porque la última vez que había podido colocar una energética fue TGS en abril 2018. Y rápidamente el mercado volvió a cerrarles la puerta. Las van a volver a colocar entre abril y marzo. Hasta marzo nadie va a poder emitir deuda a una tasa razonable. Localmente puede haber algún tipo de movimiento pero hay que olvidarse a nivel internacional para conseguir tasas razonables. Primero tenemos que elegir un nuevo presidente, tiene que asumir y el mercado digerir sus políticas.

 

¿Cómo afectan las últimas medidas como el cepo para al mercado energético?

El cepo afecta a las empresas de forma diferente. Hay que entender que oficialmente está previsto levantarlo el 31 de diciembre. Así lo anunció el Gobierno. Si el próximo lo prolonga o no, recién lo sabremos cuando asuma y habrá que ver como está Argentina dentro de tres meses. Asumiendo que el cepo se levanta, habrá que ver bien la situación del mercado internacional para volver a hacer las colocaciones. Si gana Alberto Fernández habrá que ver a quien pone al frente de la economía. Si viene alguien como un perfil más cercano al mercado, le será más fácil a Argentina volver a emitir. Pero sea quien sea el próximo Presidente no creo que hasta marzo las empresas puedan volver a colocar.

 

Las energéticas que venían bien por los aumentos de tarifas, como es el escenario a futuro si se mantienen congelados los precios. ¿Se van a ver afectadas?

Lo que existe en la actualidad en términos generales, y que afecta a las energéticas en particular es la total incertidumbre sobre lo que va a pasar a partir del 10 de diciembre. Si Mauricio Macri se mantiene en el poder el plan seguirá siendo el de ahora, con más apertura, descongelamiento, suba de tarifas y cumplimiento de los contratos que tiene el Gobierno para trasporte, distribución y generación. Pero si viene otro Gobierno habrá que ver qué política energética adopta para beneficiar los balances de las empresas energéticas. Es decir que las empresas energéticas puedan subir y bajar las tarifas cuando ellas quieran y decidir las inversiones. Sin ingresos contantes y sonantes en los balances, las empresas no pueden invertir, Y en el pasado, en Gobierno anteriores, las eléctricas no podían invertir porque no tenían ingresos por las tarifas congeladas. Por eso reitero que hay una total incertidumbre al respecto. Entonces hasta que no se vislumbre lo que va a pasar con el nuevo Gobierno no va a haber beneficio para las energéticas. Hay que recordar que las acciones de estas empresas están muy baratas, pero son empresas que están en Argentina, y el país es pura incertidumbre.