Mar del Plata: crece la polémica por el arribo de Gendarmería a un Complejo turístico del peronismo

29 de septiembre, 2019

gendarmes bullrich servicio cívico voluntario

A través del Boletín Oficial, dos hoteles del histórico Complejo turístico de Chapadmalal fueron cedidos esta semana por el Gobierno nacional a la Gendarmería, con el objetivo de crear un Centro de Formación para los uniformados.

 

Mediante la Resolución 392/2019, el Gobierno comunicó su decisión de desafectar dos hoteles del complejo turístico de la órbita de la Secretaría de Turismo para cedérselos al Ministerio de Seguridad y a la Gendarmería.

 

Se trata de los hoteles N° 7 y 8, “actualmente en estado de abandono, propiciando la creación de una nueva unidad académica en el sistema educativo de la Gendarmería Nacional Argentina, con el consecuente beneficio para la capacitación de esa Fuerza de Seguridad”.

 

Ambos están emplazados en un predio de 37.400 metros cuadrados, cuyo uso fue asignado al Ministerio de Seguridad y a Gendarmería Nacional con el objeto de destinarlo a la instalación del Centro de Formación de Gendarmes Chapadmalal, dependiente de la fuerza.

 

El Complejo Unidad Turística Chapadmalal, se encuentra a 30 kilómetros de Mar del Plata y a 15 kilómetros de Miramar. La estructura representa el impulso estatal en materia de turismo social consolidado a partir de las acciones del gobierno de Juan Domingo Perón, donde funcionaron las colonias de vacaciones y los hoteles de la Fundación Eva Perón.

 

El anuncio generó rechazos desde gremios kirchneristas y organizaciones de derechos humanos a los que se sumó la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos que instó al Poder Ejecutivo a frenar esa medida por “omitir” los procedimientos establecidos por ley nacional.

 

En septiembre de 2013 el Complejo fue declarado Monumento Histórico y según establece la ley 12.665 que custodia esos edificios no se puede hacer nada sin la intervención de la Comisión Monumentos Históricos, que ante cualquier propuesta de modificación tiene un plazo de 60 días hábiles para emitir un “dictamen vinculante”.

 

El tema también se coló en las campañas de los candidatos a la intendencia de la ciudad. El candidato a intendente de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, se refirió a la presencia de Gendarmería en esta ciudad y sostuvo que “tal como lo prometimos, se van a quedar a cuidar a los marplatenses” y además, aseguró que avanza la creación del Centro de Formación para esta fuerza en la ciudad.

 

Además explicó que “no solo como una opción laboral, algo tan necesario en Mar del Plata, sino que eso redundaría en mayor movimiento productivo y económico en la zona de Chapadmalal”.

 

 

Del otro lado, la candidata del Frente de Todos Fernanda Raverta afirmó que no está en contra de la instalación de la fuerza en la ciudad pero se opuso al lugar elegido.

 

Raverta indicó que “debemos respetar el objeto por el cual fue creado el complejo de Chapadmalal y por el que fue reconocido como monumento histórico nacional, y seguir incentivando y generando recursos destinados al Turismo Social. No se trata de Turismo social versus seguridad. Se trata de generar las condiciones para implementar políticas públicas acordes a las necesidades de los marplatenses y batanenses”

 

El presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, fue más duro y consideró que la cesión “aberrante” del predio “prueba el desprecio de Macri hacia los humildes”. Ese complejo, añadió, “fue pensado por Evita para que lo disfruten los sectores más postergados” y, como tal, se convirtió en “un ícono de la justicia social”. “Nada de esto le importó a Macri”, criticó en Twitter.