La industria afectada por la guerra comercial

3 de septiembre, 2019

industria

La producción industrial está atravesando un momento complicado en todo el mundo porque está en la primera fila de las víctimas por la guerra comercial que enfrenta a las dos mayores economías del mundo. La actividad manufacturera en Estados Unidos tuvo en agosto su primera contracción en tres años. El índice que elabora el ISM (por sus siglas en inglés) con los datos obtenidos de los gerentes de compras de todo el país bajó desde 51,2 puntos en julio a 49,1 el mes pasado. Cuando el índice se ubica por debajo de los 50 puntos significa que la actividad está cayendo. Los datos de la consultora IHS Markit mostraron un comportamiento similar.

 

También en Brasil, por tercer mes consecutivo, cayó la producción industrial. Según informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, la retracción en julio fue de 0,3% con relación a junio y del 2,5% interanual.

 

Según los últimos datos, la actividad industrial también bajó en Alemania, Japón, el Reino Unido y Corea del Sur entre otros países.

 

Más allá del sector manufacturero, que representa sólo el 11% de su economía, Estados Unidos crecerá menos que en 2018 aunque para Donald Trump eso es consecuencia de la errada política monetaria de la Reserva Federal y no de la guerra comercial con China. La economía de la zona euro languidece y preocupa el desempeño de las exportaciones industriales de Alemania. Por eso, se esperan medidas de estímulo tanto monetarias del Banco Central Europeo como fiscales por parte de las autoridades de Berlín.

 

En el caso de China, se siguen ajustando a la baja los pronósticos de crecimiento. Bank of America, Merrill Lynch y Bloomberg Economics pronostican ahora que el PIB subirá menos del 6% en 2020.