La estrategia de Vidal para mejorar el resultado de las PASO

19 de septiembre, 2019

Vidal campaña

En el oficialismo bonaerense son conscientes de las adversidades del escenario electoral. Es por eso que ya trabajan para recortar la diferencia de casi 20 puntos por los que la gobernadora María Eugenia Vidal, perdió ante el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof. Ese es su objetivo político para el 27 de octubre.

 

Para ello, la gobernadora y su equipo buscarán desplegar en el territorio una campaña distinta a la realizada para las primarias. Vidal intentará mostrarse cercana a la gente en sus recorridas, permeable a las demandas y al diálogo con los vecinos, procurará el contacto cuerpo a cuerpo y se propone recorrer toda la provincia.

 

Una de los objetivos será reforzar el trabajo territorial impulsando un mayor involucramiento de la militancia, relegando (al menos de momento) el manejo de la big data y las redes sociales.

 

Si bien los mayores recursos se volcarán en los distritos en los que gobierna y en los que hay elecciones reñidas, la gobernadora comenzó a recorrer municipios en los que los resultados fueron particularmente malos para Juntos por el Cambio.

 

A Vidal se la pudo ver en Pilar, Lanús, La Matanza y también caminando en La Plata, junto al intendente Julio Garro. También estuvo en Lobos. Municipios en los que los jefes comunales locales sufrieron derrotas a manos del FdT y en donde es esperable la disputa voto a voto en las listas locales.

 

A fines de la semana pasada estuvo en Mar del Plata, uno de los grandes centros urbanos del interior provincial apuntalando la candidatura del diputado del PRO, Guillermo Montenegro. Todas las voces del oficialismo señalan que la disputa en la ciudad balnearia será apretada contra la diputada del kirchnerismo, Fernanda Raverta, quien en las PASO, fue la candidata más votada individualmente. Sin fecha confirmada, Vidal volverá a recorrer la ciudad que alberga cerca de 550.000 electores.

 

Según informaron a este diario desde su entorno, el fin de semana se enfocará en la sexta sección electoral, cuya ciudad cabecera es Bahía Blanca y ha acompañado la propuesta de Cambiemos tanto en 2015 como en 2017.

 

En muchas de las regiones en donde Vidal supo cosechar buenos resultados, al oficialismo ha retrocedido.

 

Las cabezas que diseñan la estrategia de la gobernadora rechazan la idea de que Mauricio Macri sea ocultado en la campaña provincial, aunque admiten que las fotos junto al Presidente serán pocas.

 

Al mismo tiempo, el equipo de Vidal cree que será posible recuperar terreno, siempre y cuando la economía no se desmadre y la imagen de Macri tenga, al menos, un leve repunte. La plaza en donde miles de manifestantes expresaron su apoyo a Vidal el 8 de septiembre en Morón, fue un escenario que buscarán repetir. Por eso se piensa en actos masivos, en particular para el cierre de la campaña, en los que la gobernadora aparezca rodeada de mucha gente.