La CTA de Yasky va a la CGT y refuerza la unidad

30 de septiembre, 2019

yasky CTA

La unidad de las centrales obreras detrás de la candidatura de Alberto Fernández a la Presidencia tomará más forma el jueves, cuando la vertiente de la CTA que conduce Hugo Yasky se sume a la CGT. En un congreso que se realizará en el Club Atlético Lanús y que contará con la presencia de Fernández, la central de Yasky votará por incorporarse al grupo de gremios que lideran Héctor Daer y Carlos Acuña. Así, se producirá un nuevo gesto de confluencia ante el pedido del candidato del Frente de Todos para tener un movimiento obrero unificado, después del encuentro de la semana pasada de la cúpula cegetista y el moyanismo.

 

Yasky anunció ayer, en declaraciones radiales, que su central se unirá a la CGT. “Vamos a votar tres mociones. Una es incorporar la CTA a la CGT, ir hacia un mandato amplio para reunificar el movimiento sindical. El espacio de esa reunificación tiene que ser la CGT, que es la central a la que pertenecíamos antes de ser CTA, a principios de los 90”, adelantó el titular de la CTA de los Trabajadores, en declaraciones a Radio 10. “Otra moción es avanzar hacia la refundación del contrato social en Argentina. Y la tercera moción es votar el apoyo a la fórmula de Alberto y Cristina”.

 

El jueves, la CTA de Yasky realizará su congreso anual, que se celebrará en el microestadio de Lanús. Allí estarán Fernández, Axel Kicillof, Verónica Magario y Máximo Kirchner, entre otros candidatos del Frente de Todos. La cita servirá también para respaldar a Edgardo Depetri, el candidato del Frente de Todos a intendente de Lanús.

 

“Vamos a votar tres mociones. Una es incorporar la CTA a la CGT, para reunificar el movimiento sindical”, dijo Yasky

 

“(Alberto) va a estar en Lanús y va a estar en el momento del cierre, va a haber dos votaciones en su presencia. En el momento en que esté Alberto vamos a votar la moción de unificación en CGT y de apoyo a su fórmula”, agregó Yasky en sus dichos por radio ayer. Señaló que también fueron invitados dirigentes cegetistas al congreso y que “algunos van a venir”.

 

Según Yasky, los dirigentes que en el congreso del jueves se opongan a la unidad con la CGT “serán minoritarios”. Y remarcó: “La decisión nuestra es fortalecer la unidad, ir a la CGT. Y los que piensen que hay que continuar con la división, tendrán la oportunidad de explicitarlo”.

 

La CTA está dividida en dos vertientes. Yasky señaló que ambas líneas terminarían confluyendo en la CGT. “Pienso que la CTA de Pablo Micheli estaría encaminada en el mismo sentido”, vaticinó el diputado nacional. Sindicatos de mucho peso están enrolados en las dos CTA y terminarían sumados a la CGT, entre ellos, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) y
la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

 

“Pienso que la CTA de Pablo Micheli estaría encaminada en el mismo sentido”, vaticinó el diputado en sus declaraciones.

 

El movimiento hacia la CGT de la central obrera que lidera Yasky será el segundo movimiento elocuente hacia la unidad gremial detrás de la candidatura de Fernández en los últimos días. El primero fue la reunión que tuvieron el martes, en la sede de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), la conducción de la CGT y Hugo Moyano, acompañado por varios de sus laderos del Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona). La unidad sindical es un pedido explícito de Fernández a sus aliados gremiales.

 

Para Yasky, la unidad con la CGT es un movimiento estratégico para el movimiento obrero argentino. “Hay una lección que se aprendió: la división es lo que hizo que en el resto de América Latina, salvo en Uruguay, el movimiento sindical esté en retroceso”, reflexionó el dirigente gremial, de extracción docente, en la previa de la reunificación con la CGT después de casi 27 años.