La construcción caería cerca de 11% este año

23 de septiembre, 2019

Empleo, construcción

La actividad de la construcción acumula un año consecutivo de caídas, afectado tanto por el mal desempeño tanto de la obra privada como de la pública, y se encamina a cerrar el 2019 con una caída en torno al 11%, según un informe de la consultora Radar.

 

Así, la construcción se ubicaría, al finalizar la gestión, más de 12% por debajo de los niveles de 2015, o 16% medido per cápita, exhibiendo una fuerte volatilidad a lo largo de toda la actual gestión.

 

La construcción caería cerca de 11% este año

 

Hacia adelante, las perspectivas no son mejores: “la volatilidad y la incertidumbre financiera limitan la expansión de la actividad privada, mientras que la obra pública muestra un desempeño pobre, en pos del cumplimiento de la meta fiscal”. “En tanto, la apuesta por los Proyectos de Participación Público Privado (PPP) fracasó”, expresaron desde Radar.

 

En cuanto al mercado laboral del sector, altamente elástico y pro-cíclico, refleja los vaivenes en materia de actividad y “viene mostrando en los últimos meses una caída”. Las expectativas muestran que, si bien el ritmo de la caída interanual aún es relativamente leve en relación a períodos anteriores (-2,7% interanual en junio), los registros mensuales vienen empeorando y lo más probable es que la destrucción de empleo se intensifique durante el segundo semestre del año.

 

Sobre los créditos, Radar analizó que los UVA tuvieron un auge durante el período de apreciación cambiaria y expansión crediticia, entre fines de 2016 y comienzos de 2018. El mes de mayor emisión de créditos fue marzo de 2018, cuando llegaron a aprobarse préstamos por un total de US$ 687 millones. Sin embargo, a partir de la corrida cambiaria, la baja fue contundente: en agosto, el monto otorgado fue US$ 38 millones, un 95% menor al pico alcanzado en 2018.

 

La construcción caería cerca de 11% este año

 

“Un recorrido similar se observa al analizar la actividad de compra y venta de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires, el principal mercado inmobiliario del país. Luego de una fuerte suba en 2017 y 2018, las escrituras con hipotecas en CABA durante los primeros siete meses del 2019 estuvieron 61% por debajo de los niveles promedios de 2010-2015”, añadieron.

 

Asimismo,  el gasto en obra pública mostró una abrupta caída en 2018, con meses de bajas nominales del orden del -35% (-50% en términos reales); luego de cierto aumento en 2017 de cara a las elecciones legislativas.

 

“En los últimos meses, de cara a las elecciones presidenciales, se observó cierta estabilización e, inclusive, una leve suba en términos reales. Sin embargo, producto de las estrictas metas fiscales del programa del FMI, el impulso tuvo menos “nafta” que en las elecciones de medio término”, explicaron en el informe.

 

“La apuesta del Gobierno era sustituir el menor gasto en obra pública con vía los proyectos de Participación Público Privada (PPP). En los hechos, la corrida cambiaria, el cierre de los mercados y la situación de vulnerabilidad financiera imposibilitaron que este tipo de obras se desarrollen, dado que son muy dependientes de la posibilidad de acceder al financiamiento. El programa de licitaciones no se pudo completar. La única obra de magnitud fue la adjudicación de seis corredores viales a diversas constructoras en junio de 2018. Atravesadas por dificultades financieras y demoras de pagos por parte del gobierno, las obras avanzaron con lentitud, y hoy se encuentran prácticamente paralizadas”, concluyeron.