La agenda judicial, con fondos e infraestructura

6 de septiembre, 2019

Garavano

El financiamiento de la Justicia volvió a la agenda de la política ayer, con una reunión entre los máximos funcionarios del área judicial del país. La convocatoria fue en la Corte Suprema de Justicia y tuvo como uno de sus ejes el pedido de ayuda económica para el Poder Judicial, un reclamo que no es la primera vez que se expresa.

 

Del encuentro en la Corte fueron parte el presidente del Máximo Tribunal, Carlos Rosenkrantz; el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, y el presidente del Consejo de la Magistratura, Ricardo Recondo. También hubo representación de la Jefatura de Gabinete de Ministros, con el secretario de Evaluación Presupuestaria, Maximiliano Castillo Carrillo. Otro funcionario de peso de la Corte que estuvo en el encuentro fue el administrador, Héctor Marchi, cercano al expresidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti.

 

La convocatoria corrió por cuenta de la Corte Suprema, según se informó en el Centro de Información Judicial (CIJ) y uno de los temas abordados fue “la posibilidad de asistencia financiera por parte del Poder Ejecutivo”. No trascendieron los detalles de ese pedido de oxígeno económico para los tribunales. El Economista intentó obtener datos sobre el tema, pero primó el hermetismo en fuentes del Ministerio de Justicia.

 

La cuestión económica es un reclamo reiterado desde los tribunales hacia el Gobierno. En junio del año pasado, cuando Lorenzetti aún era el titular del Máximo Tribunal, se dio un breve contrapunto entre la Corte y el Poder Ejecutivo por la asignación de fondos.

 

“Durante la reunión se conversó acerca de la situación general del Poder Judicial, de las necesidades de infraestructura y de la cuestión presupuestaria y salarial”, se consignó en un comunicado del CIJ. En ese párrafo, aparecen resumidos reclamos que también plantea en sus protestas y paros el gremio judicial que dirige Julio Piumato, La Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN).

 

El gremio de Piumato tiene previsto parar el martes y el miércoles de la semana próxima, si no se atiende su reclamo de recomposición salarial y “emergencia judicial”, por temas de infraestructura.

 

***

Paz en la Magistratura

En una situación opuesta a la que se vivió en la previa a las PASO, el Consejo de la Magistratura transita días tranquilos. A diferencia de la polémica que levantó la sucesión de Miguel Pichetto al frente de la Comisión de Disciplina y Acusación tras su pase al oficialismo, por el momento ese debate no se zanjó y las aguas dejaron de inquietarse. El organismo que designa y sanciona a los jueces retomará su actividad la semana que viene, con una reunión del plenario que tendrá, como tema más trascendente, la puesta en consideración de una terna de jueces para ocupar una vacante en la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de Capital Federal, listado que encabeza el actual juez federal Daniel Rafecas. Ese día, también recobrará vida la comisión que presidía Pichetto, que tiene pendiente elegir un nuevo presidente.