Justicia alemana imputó al CEO y presidente de Volkswagen ​​por el escándalo del ‘Dieselgate’

24 de septiembre, 2019

Justicia alemana imputó al CEO y presidente de Volkswagen ​​por el escándalo del 'Dieselgate'

El CEO de Volkswagen, Herbert Diess, el presidente Hans Dieter Poetsch y el ex CEO Martin Winterkorn están siendo acusados ​​de cargos criminales por supuestamente esperar para contarles a los inversores sobre el rampante engaño de emisiones del fabricante de autos, anunciaron hoy los fiscales alemanes.

 

Según los informes, la junta de supervisión de la compañía convocó una reunión de emergencia para discutir los cargos de manipulación del mercado. Volkswagen y Winterkorn ya están siendo demandados por la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. por cargos similares.

 

Los cargos se presentan casi cuatro años después de que la Agencia de Protección Ambiental acusó a Volkswagen (y a muchas de sus marcas secundarias, como Audi y Porsche) de vender vehículos diésel que contaminaron mucho más de lo que permitieron las regulaciones, un escándalo que desde entonces se conoce como “Dieselgate”.

 

El fabricante de autos alemán había enmascaró este hecho mediante la instalación de un software en sus autos que fue descubierto cuando estaban siendo sometidos a pruebas de emisiones. Durante estas pruebas, los autos restringirían sus emisiones lo suficiente como para cumplir con las regulaciones.

 

Pero cuando volvieron a las calles y rutas, contaminaron el óxido de nitrógeno hasta 40 veces más que los niveles permitidos. Finalmente se descubrió que 11 millones de vehículos fueron afectados en todo el mundo.

 

Winterkorn era el CEO de Volkswagen cuando estalló el escándalo, Poetsch era presidente, y Diess se unió  al fabricante de automóviles en julio de 2015. Sin embargo, los fiscales alegan que los tres celebraron una reunión ese mes sobre cuándo y cómo divulgar el engaño de emisiones a los reguladores estadounidenses.

 

La noticia del escándalo no llegó hasta septiembre de ese año, cuando la EPA y la Junta de Recursos del Aire de California revelaron los resultados de su investigación.

 

Volkswagen fue golpeada con una serie de multas y acuerdos por un total de más de US$ 30.000 millones desde que estalló el escándalo, y varios ejecutivos y empleados fueron acusados, arrestados u obligados a abandonar sus puestos.

 

Mientras tanto, Volkswagen viene gastando miles de millones más en un esfuerzo por convertirse en el líder en vehículos eléctricos, y recientemente lanzó dos pilares de ese esfuerzo: el Porsche Taycan de ultra alta gama y el VW ID.3 para el mercado masivo.

 

La Unión Europea también acusó a Volkswagen de pactar con los otros dos grandes fabricantes de autos de Alemania, Daimler y BMW, para frenar el despliegue de una mejor tecnología de control de emisiones.