Gimeno (Strands): “Con nuestra solución, los bancos conocen mejor a sus clientes”

13 de septiembre, 2019

Gimeno (Strands): “Con nuestra solución, los bancos conocen mejor a sus clientes”

Entrevista a Leandro Gimeno Strands Por Ariel Bazán

 

En tiempos en que los bancos están invirtiendo fuerte en soluciones tecnológicas, la desarrolla Strands les ofrece una aplicación que les permite cumplir lo que todos desean: conocer en detalle los movimientos financieros de los usuarios para poder ofrecerles mejores productos. En charla con El Economista, su director de ventas globales, Leandro Gimeno, explicó cómno funciona este sistema, que ya tiene en Argentina por clientes al Galicia y al Macro.

 

¿A qué se dedica Strands?

Desde hace doce años somos una empresa de software para bancos. En Argentina tenemos como clientes al Galicia y Macro, pero en total tenemos en el mundo 700 bancos globales, como HSBC, Santander, y BBVA.

 

¿Que desarrollo hicieron para los bancos de Argentina?

Nuestra solución es PFM (Personal Finance Management), que los bancos instalan dentro de su home o mobile banking. A los clientes de los bancos les permite administrar mejor su dinero y a las entidades tener una mayor comprensión de los movimientos de los usuarios para personalizar mejor la oferta de productos.

 

¿Cómo funciona el software desde el lado del usuario?

Lo va a ayudando a entender cómo gasta la plata y en función de los movimientos va disparando alertas, por ejemplo para avisar que este mes se gastó el 50% de lo consumido habitualmente en nafta. El software ayuda a que la gente administre mejor sus gastos fijos, se cuide con los discrecionales (salir a comer, comprarse ropa, etc.) y pueda ahorrar al menos el 20%.

 

A los clientes les permite administrarse mejor y a las entidades tener una mayor comprensión de sus usuarios.

 

¿Y cómo funciona la aplicación desde el lado del banco?

Al banco le permite recibir un montón de datos del comportamiento de los usuarios que hoy los tiene, pero no los analiza. Hoy cuando alguien paga con la tarjeta de débito o crédito el banco sólo se limita a dar un resumen de cuenta y no hace nada más con esa información. En cambio, lo que nosotros ofrecemos genera el “ADN financiero” de una persona: por ejemplo, que le gusta jugar al golf, que todos los lunes va a Starbucks, y que una vez por semana va al Café Martínez de Palermo Hollywood. Con estos datos, el banco podría después generar ofertas de productos para ese usuario que sean más acordes a sus hábitos de consumo.

 

¿Qué otros problemas tienen hoy los bancos con la información de sus usuarios?

Otro tema por ejemplo son los Puntos del Galicia es que depende de que los usuarios vayan continuamente a la app para ver cuantos puntos le faltan para comprar algo, con lo que el banco termina quedándose con un pasivo –los Puntos Quiero– que no convierte en ventas. En cambio, sería distinto si con nuestro sistema se sabe por ejemplo que una persona “se toma un Buquebús cada dos meses para ir a Punta del Este” y se le ofrece entonces canjear los Puntos Quiero por un pasaje de Buquebús.

 

¿El sistema ofrece productos automáticamente a los clientes?

Sí, lo hace automáticamente por persona y conforme a su situación personal. Por ejemplo, si alguien tiene un auto y gasta en service $ 10.000 por año, la app podría comparar esa cifra contra la tasa del banco y sugerirle al usuario que “le saldría más barato cambiar el auto con un préstamo ‘x’ que seguir manteniendo el actual vehículo”. La aplicación va guardando datos que después se comparan contra productos financieros. En otro ejemplo, si alguien gastara $ 1.500 en Claro pero otras personas con sus mismos hábitos de consumo pagaran $ 1.100 en Movistar, el banco podría hacer un acuerdo con Movistar y sugerirle al usuario pasarse de compañía.

 

¿El sistema también incluye a las pequeñas empresas?

Sí, en este caso se analizan las cobranzas que recibe y todas las facturas digitales que emite. Por ejemplo, si analizando las cobranzas se ve que en 90 días la empresa se quedará con un flujo de caja negativo, se le podría ofrecer sacar un giro en descubierto o un préstamo.