Gentili: “Un discurso de Fernández podría sonar parecido”

25 de septiembre, 2019

Macri Alberto Fernández discurso Gentili

Entrevista a Rafael Gentili presidente del Laboratorio de Políticas Públicas

 

“El discurso de (Mauricio) Macri no recorrió los temas que lo diferencian de Alberto Fernández en política exterior. Obviando las chicanas, un discurso de Fernández podría sonar muy parecido, con diferencias de énfasis o en las figuras retóricas, pero no en el fondo”, sostiene Rafael Gentili, presidente del Laboratorio de Políticas Públicas, en esta entrevista con El Economista.

 

¿Qué le pareció el discurso de Macri en la ONU?

Fue un discurso sobrio, parecido a los anteriores de él e, incluso, de presidentes de otro signo político. Casi todo estuvo dedicado, como se espera de una intervención en este ámbito, a temas de agenda que son comunes a casi todos los miembros de la asamblea, en hablarle a la comunidad internacional. Y los únicos desvíos que tomó para hablar de la política argentina fueron algunas referencias al pasar a su propio mandato de cuatro años y a una distinción forzada entre lo que llamó “una etapa de confrontación” y la actualidad de “inserción inteligente”.

 

“Fue un discurso sobrio, parecido a discursos anteriores de él mismo e, incluso, de presidentes de otro signo político”.

 

¿Cuánto de gestos “hacia afuera” y cuántos “hacia dentro” tuvo, entonces?

Si uno borra del discurso esas referencias, su disertación recorrió temas que son tradicionales de la Argentina y compartidos por todos los actores locales: no proliferación, regionalismo abierto, combate al narcotráfico, compromiso con la mitigación y adaptación al cambio climático, reclamo soberano sobre las Malvinas y fuerte reivindicación del multilateralismo. Macri aprovechó, además, para argumentar en favor del impecable comportamiento desde el retorno a la democracia del país en materia de energía nuclear, que ameritan el nombramiento del argentino Rafael Grossi como futuro director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

 

¿Cuánto considera que puede cambiar la política exterior en un eventual gobierno de Alberto Fernández?

El discurso de Macri no recorrió los temas que lo diferencian de Alberto Fernández en política exterior. Obviando las chicanas ya mencionadas, un discurso de Fernández podría sonar muy parecido, con diferencias de énfasis o en las figuras retóricas, pero no en el fondo. Incluso en el tema que potencialmente más podría diferenciar la suya con una hipotética gestión de su rival, como Venezuela, Macri optó por una reivindicación de la necesidad de ejercer presión en pro de un retorno al Estado de derecho, pero no reivindicó en particular los temas en los que es razonable esperar que Fernández dé un viraje de 180 grados: la activación del TIAR o la idea de que (palabras de Juan Guaidó) “todas las opciones están sobre la mesa”, incluyendo la intervención militar. Otras diferencias esperables son un pivot mayor de Fernández hacia la UE (con los gobiernos progresistas ibéricos como interlocutores privilegiados), pero manteniendo el equilibrio entre Estados Unidos y China que distinguió a Macri.

 

“Con Fernández es lógico esperar que abandone el Grupo de Lima y se una a México y Uruguay en el caso Venezuela”.

 

¿Y en cuánto a Venezuela, en particular?

En lo que se refire a Venezuela es lógico esperar que Argentina abandone el Grupo de Lima y se una al Grupo Internacional de Contacto organizado por México y Uruguay y con fortísima participación de la Unión Europea y varios de sus países miembros. En lo que atañe a América del Sur, Argentina dará la espalda a la casi nonata Prosur y explorará modos más sustentables de construir un espacio parecido a la Unasur, pero que no se apoye exclusivamente (debilidad compartido por Prosur y Unasur) en las afinidades ocasionales entre gobiernos, sino sobre todo en los intereses de los estados.