Garbarino vende paltas y Musimundo no para de cerrar sucursales

22 de septiembre, 2019

Garbarino vende paltas y Musimundo no para de cerrar sucursales

Dos de las empresas de venta de productos de tecnología y electrodomésticos con más trayectoria en el país, Musimundo y Garbarino, están inmersas en un derrotero crítico de despidos y anuncios que poco tienen que ver con su historia en el rubro.

 

Musimundo ya cerró en lo que va del año cerca de 30 sucursales en todo el país. Pero en los últimos días se sumaron nuevas locales con las persianas bajas, con carteles pegados que decían: “Podés seguir comprando en Musimundo.com”.

 

El impacto más grande de bajas se dio en en la provincia de Buenos Aires, donde dejaron de operar las sucursales de Mar del Plata, Olavarría, Necochea, Ezeiza, La Plata y Quilmes.

 

Según adelantaron fuentes sindicales, la cadena que pasó por varias manos pero que actualmente pertenece a dos compañías, Carsa y Electrónica Megatone, lleva realizados unos 27 cierres en todo el país y se prevé que continúe la tendencia en los próximos meses.

 

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, en los últimos nueve meses cerraron siete locales en total, lo que afectó a unos 150 trabajadores de la empresa. Uno de ellos fue el de la avenida Corrientes, casi Callao, uno de los más emblemáticos.

 

Una de las dueñas de la cadena, la compañía Carsa, llegó a completar la regularización de la deuda de $900 millones con los proveedores pero el escenario recesivo junto con la aceleración de la inflación y devaluación en agosto fue un combo por demás de explosivo que la llevó a cerrar otros 20 locales en el último trimestre.

 

Cierres en la Patagonia

 

Las sucursales que Musimundo tenía en Cutral Co y Zapala también cerraron sus puertas de manera definitiva, con 20 trabajadores despedidos.

 

Anteriormente, ya habían bajado las persianas los locales de Cipolletti, Roca, Viedma, San Antonio Oeste y Allen, en la provincia de Río Negro. Estos casos sumarían un centenar de trabajadores que perdieron sus fuentes laborales.

 

En Río Negro solo queda abierta la sucursal de Musimundo en Villa Regina. Y en Neuquén, existen aún dos locales en el centro de la capital.

 

Paltas en Garbarino 

 

Otra de las empresas de venta de electrodomésticos, Garbarino, decidió reconvertirse. La semana pasada fue furor en las redes luego de que la misma empresa promocionara en Twitter la venta de paltas.

 

“Es verdad. Estamos vendiendo eso”, le dijo a LA NACION Carlos García, presidente ejecutivo de Garbarino, y añadió que la empresa sacó hace año y medio su nuevo market place.

 

“Estamos aggiornándonos a los nuevos negocios que hay en el mundo. En el market place el que vende es otro, es un seller que utiliza nuestra plataforma. Nuestra idea en sí no es vender palta sino mostrar que con esta metodología estamos vendiendo otros productos: de belleza, cosméticos, neumáticos, sillas, sillones, instrumentos musicales, etc.”, explicó Franco Lacrampette, head of marketplace de Garbarino.

 

“Nuestro objetivo es tener un catálogo como el de Mercado Libre”, agregó.

 

Al ingresar al link adjunto, las personas podían comprar un paquete de 15 unidades de palta Hass Calibre 84 GM por $ 549. Lo más llamativo es que el producto se agotó en dos oportunidades y la gente tuvo que esperar a que se repusiera el stock para volver a comprar.

 

Cambio de tendencia

 

Más allá de los despidos y cierre de sucursales como efectos inmediatos de la inflación, devaluación o de las altas tasas de interés y el creciente aumento del metro cuadrado de alquiler de los locales que se caracterizan por ser de grandes dimensiones, diversos analistas coinciden en señalar que el trasfondo es un fuerte cambio en los hábitos de compra de la población, cada vez más online.