Vapeo: médicos instan a dejar de usarlo y Trump quiere prohibir saborizados

12 de septiembre, 2019

Vapeo: médicos instan a dejar de usarlo y Trump quiere prohibir saborizados

Ante el empeoramiento de la epidemia de vapeo en los adolescentes y una enfermedad misteriosa que acecha a los consumidores de estas alternativas a los cigarrillos, el Gobierno de Donald Trump prometió aumentar su supervisión de una industria floreciente pero cada vez más problemática.

 

Trump dijo ayer que el vapeo se había convertido en una preocupación urgente de salud pública en Estados Unidos, “específicamente con respecto a los niños”.

 

El secretario de Salud, Alex Azar, dijo a los periodistas que 5 millones de niños dicen que han vapeado este año, lo que representa un salto sorprendente de los 3,6 millones que dijeron a los funcionarios del gobierno que habían usado cigarrillos electrónicos en 2018.

 

“Es muy posible que tengamos que hacer algo muy, muy fuerte al respecto”, dijo Trump, flanqueado por Azar y el comisionado interino de la Administración de Drogas y Alimentos, Ned Sharpless, a periodistas en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

 

El vapeo se introdujo como una forma de dejar de fumar cigarrillos, pero ahora, como lo respaldan numerosos estudios, vemos que, no solo un porcentaje muy pequeño de fumadores dejan los cigarrillos por completo y optan por vapear, sino que también, muchas personas (especialmente niños y adolescentes) que nunca habrían fumado cigarrillos en toda su vida, se introducen en el hábito y el gesto de fumar al vapear.

 

El vapeo además se promocionó como una forma segura y efectiva para que los fumadores adultos dejen de fumar, y los inversores han invertido miles de millones de dólares en el negocio. Pero una combinación de sabores parecidos a dulces, dispositivos electrónicos cool y marketing en las redes sociales también atrajo a los más jóvenes.

 

Esto significa que el vapeo está haciendo lo contrario de lo que se anunciaba, es un camino que conduce hacia, y no aleja, los cigarrillos. Eso explica por qué hay muchos sabores entre los que elegir al vapear: fresa, chocolate, etc. son los básicos para elegir, son sabrosos y coloridos. Están dirigidos a los más chicos. La industria tabacalera encontró una nueva forma de anunciarse.

 

Además, el vapeo parece estar enfermando a más y más personas. Una misteriosa enfermedad pulmonar que se ha relacionado con la inhalación de vapor ya mató a seis personas e dejó internados a cientos más en todo Estados Unidos durante agosto. Los investigadores estatales y federales se apuran para identificar la causa precisa de la dolencia.

 

Azar dijo que la FDA emitirá una orden en las próximas semanas con la intención de suprimir la venta de casi todos los productos de vapeo con sabor. La agencia de salud de EE.UU. se viene moviendo fuerte para regular la industria, pero el sorprendente aumento en el vapeo de los niños en edad escolar aumentó la presión pública para que los reguladores intervengan.

 

En tanto, esta semana se conoció que Bloomberg Philanthropies, el brazo filantrópico del multimillonario y ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció el martes planes para gastar US$ 160 millones durante 3 años en un intento de prohibir los cigarrillos electrónicos con sabor en EE.UU., diciendo que las compañías de tabaco “se están aprovechando de la juventud de Estados Unidos”.