Frente de Todos piensa en bloques unificados

20 de septiembre, 2019

Frente de Todos piensa en bloques unificados

La alianza electoral que tiene como sello el Frente de Todos y a Alberto Fernández y Cristina Kirchner como fórmula presidencial está integrada por varios espacios que conforman bloques distintos en el Congreso Nacional. En Diputados, están las bancadas, por separado, del Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el bloque Justicialista, Red por Argentina, entre las más importantes. Que se replican con variantes en el Sanado. Por caso, el Frente Renovador no tiene representación.

 

Con la posibilidad concreta de ampliar la diferencia por sobre Juntos por el Cambio respecto de las PASO y de sumar más escaños de los previstos, el Frente de Todos ya piensa en como sintetizar esa confluencia y, sobre todo, en como procesar las diferencias. La poca actividad parlamentaria, la buena relación entre los espacios en campaña y el crecimiento de la representación juegan a favor de la unidad buscada, que posiblemente tenga la forma de interbloque.

 

“Cuando Alberto me lo pida nos sentaremos a hablar de unidad”, dijo ayer, por caso, el senador nacional por Córdoba Carlos Caserio, que quedó a cargo del bloque Justicialista, luego de la partida de Miguel Angel Pichetto, candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio. El dirigente cordobés, que además es uno de los más entusiastas promotores de la candidatura de Fernández en el adverso escenario cordobés, dijo que ya comenzaron los primeros contactos al respecto y que existe “voluntad” para facilitar esa esperada confluencia. Con el Frente para Victoria, ese puente ya está tendido con Marcelo Fuentes, presidente de la bancada que también integra Cristina Krichner. Mientras que los gobernadores jugarán también un papel clave.

 

En el Senado, el Frente para la Victoria pasaría de las 9 bancas que ostenta actualmente a 17, mientras que el bloque Justicialista llegaría a 16 escaños, lo que sumaría 33 votos, cuatro menos que la mayoría de 37. Esto, de repetirse en términos parecidos los resultados de las PASO. A ese interbloque se le sumarían varios bloques provinciales, como es el caso de los tres senadores por Santiago del Estero, la puntana María Eugenia Catalfamo, ligada al gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá o la neuquina Silvia Sapag, que pertenece al MPN, pero es candidata a senadora por el Frente de Todos. Mientras queda por ver qué papel desempeñarán los senadores del Frente de la Concordia Misionero.

 

En Diputados, que renueva por mitades, el escenario parece más promisorio todavía en términos de bancas y con acuerdos más avanzados. Allí, se supone, Sergio Massa jugará un papel importante como posible presidente de la Cámara de Diputados, tercero en la línea sucesoria. Mientras los acuerdos entre bloques también prosperan. Sobre todo, entre el FpV y Red por Argentina. De hecho algunos de los diputados de ese espacio (Felipe Solá o Daniel Arroyo) podrían ocupar ministerios importantes en el nuevo esquema de poder de Alberto.