Formalizaron el envío de harina de soja a China

12 de septiembre, 2019

Formalizaron el envío de harina de soja a China

El Gobierno formalizó ayer un nuevo acuerdo de apertura comercial con China, que fue anunciado esta semana y que se logró después de veinte años de negociaciones. El pacto firmado en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que incluye doce protocolos sanitarios, le otorga a Argentina la posibilidad de enviar al país asiático harina de soja, que actualmente es nuestro principal producto argentino de exportación.

 

“Argentina y China están preparados para intercambiar todo tipo de productos, brindándole al país una gran oportunidad de ingreso al mayor mercado consumidor mundial de proteína vegetal para alimentación del ganado”, aseguró el titular de la cartera agroindustrial, Luis Miguel Etchevehere. “Este acuerdo nos ha permitido consolidar la participación del sector agroindustrial en la agenda bilateral, al punto que el mismo representa más de 85% de nuestras exportaciones a China, alcanzando un valor de US$ 3.000 millones en 2018”, destacó el ministro.

 

“El protocolo por exportación de harina de soja a China consolida la alianza estratégica”, afirmó Etchevehere, que destacó que la relación entre los presidentes Mauricio Macri y su par chino, Xi Jinping, ha tomado gran dinamismo, que se ve reflejada en la agenda agroindustrial con la firma de este acuerdo comercial. “Vamos por el camino correcto, insertando a la Argentina en el mundo”, enfatizó Etchevehere.

 

Durante la presentación, se anunció además la habilitación de siete nuevas plantas de carne aviar, siguiendo el proceso abreviado que indica el memorando de cooperación firmado en abril de este año. De acuerdo con Etchevehere, este sector “ocupa el cuarto puesto de exportaciones agroindustriales a China”.

 

Por su parte, el canciller y ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie, aseguró que “este es el camino para abrir mercados y no depender del financiamiento externo”. “Estamos muy orgullosos de la apertura de los más de 200 mercados en estos cuatro años de gestión, doce de los cuales de gran relevancia. Esto se debe en gran parte al esfuerzo y trabajo de todos los actores de las cadenas en conjunto con el Estado”, afirmó Faurie.

 

En tanto, el embajador de China en Argentina, Zou Xiaoli, también manifestó su optimismo por el acuerdo alcanzado. “Espero que salga a la brevedad el primer embarque de harina de soja hacia China”, afirmó el diplomático durante el acto.

 

“El proceso de apertura no es inmediato y llevará unos meses, ya que el protocolo implica un certificado”, explicó el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Ricardo Negri. Ante una consulta respecto a la posibilidad de volver a pagar los reintegros a las exportaciones, Etchevehere señaló: “Siempre estamos abiertos a recibir propuestas para dar competitividad a los sectores exportadores”.

 

Según el Gobierno, se estima que en una primera etapa, para inicios del próximo año, se exporten unos cinco millones de toneladas de harina de soja. Hasta el momento, el país le vende a China sólo grano y aceite de soja. De acuerdo con los datos oficiales, actualmente, 60% de las ventas de harina de soja van a Asia, donde Vietnam se ubica como el principal comprador, y menos de 40% va a Europa.

 

Argentina es el primer exportador mundial de harina de soja. En los últimos tres años, se exportó un promedio anual de 27,1 millones de toneladas por un valor aproximado de US$ 9.400 millones anuales. China, por su parte, es el principal consumidor mundial de proteína vegetal (destinada a la alimentación animal) y en los últimos cinco años ha mantenido esta posición con una tasa de crecimiento interanual promedio de 5,2%.