Economistas estiman que hay margen para cubrir las necesidades sin el FMI

27 de septiembre, 2019

lacunza bcra con dólares dólar margen mercados Gobierno

Tras la postergación del próximo desembolso de US$ 5.400 millones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), que dentro del acuerdo crediticio estaba programado para mediados de septiembre y que esta semana durante el encuentro con el Gobierno en Estados Unidos el organismo fijó una nueva fecha (14 de octubre) para continuar con las negociaciones al respecto, surgen expectativas sobre la marcha de las cuentas públicas con la ausencia de ese monto, que según analistas no llegará antes de las elecciones.

 

“Según nuestras estimaciones, el Gobierno cuenta con recursos (reservas) para pagar el total de las amortizaciones de capital (US$ 7.200 millones) y de intereses (US$ 5.500 millones) hasta fin de año”, dijo ante El Economista Miguel Zielonka, director asociado de EconViews. “Para cerrar la parte de pesos, como no hay acceso al crédito, es probable que tenga que financiar al Tesoro con adelantos transitorios del Banco Central, algo que el acuerdo con el FMI no permite, pero que a esta altura es anecdótico”, agregó.

 

Por lo tanto, de acuerdo con Zielonka, aún si no llegara el desembolso del FMI, están los medios para llegar con las obligaciones hasta fin de año, aunque con lo justo. “Y si no alcanzara, se endurecerán los controles, de manera de llegar a como dé lugar”, afirmó el especialista, que además señaló que durante el primer trimestre del próximo año habrá vencimientos de deuda por US$ 14.000 millones, entre letras reperfiladas y bonos, mayormente de legislación local. “El Gobierno entrante va a tener poco tiempo como para llegar a acuerdo con los bonistas”, advirtió el especialista.

 

Para Martín Vauthier, director de la consultora EcoGo, sin el desembolso del Fondo no están plenamente cubiertas las necesidades financieras del país para llegar hasta fin de año, quedando un faltante que según sus cálculos está entre US$ 1.000 millones y US$ 1.500 millones, “para lo cual habría que recurrir eventualmente a excedentes (si existen) de organismos del sector público, como la Anses o el Pami, o en gran medida a las reservas netas del Banco Central”.

 

“Creo que es un número que no es tan grande. Sin el desembolso, obviamente la situación sería menos holgada, pero es manejable”, afirmó Vauthier en diálogo con El Economista. “Todo va a depender de cómo sigan las salidas de los depósitos en dólares y de las intervenciones del Banco Central en el mercado de cambios. Si se mantiene en los niveles actuales, la situación es manejable, aunque si se termina acelerando, se haría una dinámica de reservas más complicada y probablemente derive en otras medidas regulatorias”, coincidió Vauthier.

 

Relación

 

Desde el FMI aclararon ayer los dichos del titular suplente, David Lipton, que el miércoles en diálogo con la prensa habló de una “eventual reanudación” de la “relación financiera” entre las partes, y que “tal vez tenga que esperar un tiempo”, lo cual generó más incertidumbre y fue asumido por muchos medios y distintos sectores como un distanciamiento del organismo, a pesar de que Lipton aclaró durante la entrevista que el apoyo del FMI al país sigue vigente.

 

“Sería incorrecto afirmar que el organismo haya congelado su relación con Argentina, como algunos reportes de medios han sugerido”, afirmó el vocero del organismo, Gerry Rice, durante su habitual conferencia de prensa quincenal de los jueves. “Lo que estamos diciendo es que seguimos comprometidos con las conversaciones con la Argentina, con la ayuda a la Argentina para que vuelva a una situación de sustentabilidad a largo plazo y crecimiento sostenible”, aseguró el portavoz.

 

Sin embargo, Rice no precisó cuándo se hará el desembolso y agregó que no existe un plazo límite para el envío del crédito, aunque señaló que “no es poco común que estos se retrasen”. “No tengo información específica sobre plazos o calendarios, pero las conversaciones se están desarrollando, están avanzando, y tenemos que esperar para ver el producto de las conversaciones en el futuro”, afirmó.

 

Por otra parte, desde el Gobierno aseguran que los fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial para obras de infraestructura en ejecución y programas sociales están garantizados, salvo una línea en particular que estará demorada ya que está atada al acuerdo con el Fondo. Tras el encuentro con el FMI en Washington, el equipo económico del Gobierno se reunió con las autoridades de estas dos entidades multilaterales.

Dejá un comentario