En agosto, la industria cayó 3% interanual

19 de septiembre, 2019

industria Fiel agosto

La industria continúa arrojando datos negativos en la comparación interanual, aunque sigue recortando el ritmo de caída y el mes pasado volvió a mostrar estabilidad en la evolución mensual. Así lo muestra el Indice de Producción Industrial (IPI) de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel) correspondiente a agosto, que mostró una baja de 3% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en la medición desestacionalizada se mostró prácticamente sin cambios (0,1%) respecto al mes anterior y encadenó dos meses con una ligera variación positiva.

 

“Los datos preliminares de agosto aún no registran un marcado impacto del deterioro del ambiente macro posterior a las elecciones primarias. La mayor parte de las actividades continuó con la inercia observada en meses anteriores”, resaltó Fiel en un informe.

 

“La menor volatilidad cambiaria lograda tras el anuncio del reperfilamiento de la deuda pública y el establecimiento del control de cambios, no compensan los efectos del deterioro de los ingresos reales, la persistencia de tasas reales altas y la contracción crediticia”, indicó la entidad, y advirtió que “las trabas en la gestión de divisas agravarán el normal desarrollo de la actividad productiva en próximos meses, truncando el débil proceso de recuperación cíclica por el cual transitaba la industria”.

 

De acuerdo con el análisis, agosto mostró un buen desempeño en la producción de alimentos y bebidas, que en términos interanuales tuvo crecimiento por cuarto mes consecutivo, al tiempo que la producción de químicos y plásticos mostró un avance respecto al mismo mes del año pasado. En tanto, otras ramas como la producción de minerales no metálicos, la siderurgia o la metalmecánica continúan en caída.

 

“Tal como se observa desde el primer bimestre, la industria automotriz profundiza su aporte a la contracción de la actividad, y en agosto vuelve a explicar la mayor parte de la caída de la producción industrial”, señaló Fiel. “En cuanto a la actividad industrial en los primeros ocho meses del año, acumula un retroceso de 6,7% en la comparación interanual, volviendo a recortar el ritmo de caída respecto a lo observado en los primeros siete meses del año”, agregó.

 

Siguiendo el desempeño de las ramas de actividad, de acuerdo con los datos de la entidad, en los primeros ocho meses del año, excepto por la la producción de alimentos y bebidas (a partir del aporte de la producción de aceites), todas las ramas presentan caídas en el acumulado de los ocho primeros meses de 2019 respecto al mismo período del año pasado. De esta manera, el ranking de crecimiento es liderado por la producción de alimentos y bebidas, que muestra un avance 0,1% en el acumulado del año y en la comparación interanual.

 

Los datos de Fiel indican que el sector con la menor contracción de la actividad en la comparación interanual fue la refinación de petróleo, que presentó un retroceso de 0,3%, seguido por la producción de insumos textiles (-1,4%); papel y celulosa (-5,1%); minerales no metálicos (-5,7%); metalmecánica (-5,9%); y despachos de cigarrillos (-6,3%). Las restantes tres ramas de actividad muestran un retroceso interanual superior al promedio de la industria, comenzando con la siderurgia (-7,3%) y siguiendo por los insumos químicos y plásticos (-8,6%) y la producción automotriz (-36,3%).

 

“Observando la clasificación de las ramas industriales según el tipo de bienes, se tiene que con la excepción de la producción de bienes de capital, todos los demás bienes moderan su ritmo de caída en el acumulado para los primeros ocho meses del año y en la comparación interanual”, resaltó el análisis, y señaló que la contracción es liderada por la producción de bienes de capital con una caída interanual acumulada de 17,6%, seguida de la producción de bienes de consumo durable, que muestra un descenso de 16,3% sobre la misma base de comparación.

 

De acuerdo con los datos, por su parte, los bienes de uso intermedio acumulan un retroceso de 5,5%, mientras que, finalmente, los bienes de consumo no durable disminuyeron 0,8% en términos interanuales durante los primeros ochos meses del año.