El Palomar: tras el fallo, las low cost en alerta y Dietrich admite un “serio riesgo”

13 de septiembre, 2019

El Palomar: tras el fallo, las low cost en alerta y Dietrich admite un "serio riesgo"

La incertidumbre tras la decisión judicial que impuso limitaciones nocturnas  en el aeropuerto de El Palomar, donde no podrá haber despegues y aterrizajes entre las 22 y las 7 desde el 26 de este mes, está provocando que las compañías low cost estén revisando sus itinerarios para acomodarlos a la nueva situación y genera temores entre las empresas que tienen base ahí, como Flybondi y Jetsmart.

 

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, advirtió hoy que “hay un serio riesgo” de que el aeropuerto de El Palomar “no pueda seguir operando” si se mantiene la decisión judicial de restringir las operaciones nocturnas entre las 22 y las 7 del día siguiente.

 

Dietrich apuntó que “es una gran preocupación que hay, es el único aeropuerto en Argentina en donde se plantea una restricción horaria, porque hay muchos aeropuertos que están en zonas urbanas, como Aeroparque, que está muy metido en la ciudad, y opera las 24 horas”.

 

“Ha habido un grupo de gente movilizada por la política que ha intentado que las low cost no vuelen en Argentina y que no puedan operar en El Palomar. Un aeropuerto que opera hace más de 100 años sin restricciones, con aviones de la Fuerza Aérea, durante todo el tiempo, aviones que son mucho más ruidosos y también funcionó durante varios meses cuando se cerró Aeroparque con vuelos regulares y nunca había habido planteos de ninguna naturaleza”, advirtió el funcionario.

 

“Eso afecta a más de 6.000 pasajeros por día, condiciona cualquier plan de inversión de las compañías y hay un riesgo concreto de que esa estación no pueda seguir operando”, dijo Dietrich.

 

El aeropuerto de El Palomar tiene ​619 empleados​ de los cuales un ​80% son vecinos​ de Morón, Tres de Febrero, Hurlingham, La Matanza, Ituzaingó y Merlo. En agosto pasaron por ese aeropuerto 134.000 pasajeros, un 90% más que en el mismo mes de 2018, informaron desde Transporte.

 

En tanto desde las empresas low cost, “esto cambia las reglas de juego”, aseguró a Infobae Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart en Argentina, una compañía con operaciones regionales en Chile y que pertenece a un fondo de inversión de EEUU.

 

“Esto complica mucho nuestra operación y también la inversión. Anunciamos hace poco que duplicaremos la flota y que llega un nuevo avión en noviembre –ya tenemos los pilotos contratados–, pero los dueños nos preguntan si de verdad se volará un 20% menos. Se analizará qué vamos a hacer con la inversión porque no vamos a poder rentabilizar los activos de manera óptima”, afirmó.

 

“Vamos a cancelar entre el 15 y el 20% de la operación de cada avión, que son nuevos y llegaron directo de fábrica. Son aviones que están en el aire unas 13 horas por día, entre las 5 de la mañana y la medianoche”, explicó Pérez Corral.

 

La inquietud también llegó a los gobernadores de las provincias beneficiadas por la fuerte conectividad que les favorece el turismo y las escapadas de fin de semana.

 

Trascendió que hubo responsables de Turismo que enviaron notas a la Justicia planteando la preocupación. “Rogamos tenga a bien rever la medida dispuesta de manera de revertirla o bien de adecuarla a términos razonables”, señala el texto que enviaron desde la Cámara de Turismo de Bariloche .

 

La jueza Martina Forns, titular del juzgado federal en lo Civil y Comercial de San Martín, dio lugar a una medida cautelar de un grupo de vecinos de El Palomar y otros partidos aledaños a la aeroestación bonaerense, prohibiendo los vuelos entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana “para que no afecten las horas de sueño”.

 

“El Palomar se encuentra emplazado en una zona densamente poblada, que debido a la escasa actividad aeroportuaria anterior al inicio de la actividad comercial en el 2018, los municipios han permitido una expansión urbana a su alrededor, resulta imprescindible tener en cuenta que se ha demostrado que la presión sonora por encima de determinados umbrales genera efectos muy negativos sobre el organismo humano, causando alteraciones del sistema auditivo, pero también del sistema nervioso, generando situaciones de fatiga y estrés que pueden llegar a niveles de alto riesgo para la salud”, dice parte del fallo.