El FMI ratificó su apoyo al país y confirmó la reunión con Lacunza

13 de septiembre, 2019

El FMI ratificó su apoyo al país y confirmó la reunión con Lacunza

Tras la espera de una señal clara por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) respecto a su postura sobre las medidas post-PASO tomadas por el Gobierno en cuanto a al “reperfilamiento” de la deuda y al control de cambios, y a la espera de la confirmación de una reunión por ambas partes, que en medio se encuentra la definición del próximo desembolso por US$ 5.400 millones en el marco del acuerdo, el organismo multilateral se pronunció ayer al respecto.

 

El vocero del FMI, Gerry Rice, confirmó que la reunión con el ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, se hará a fines de este mes y que allí se tratará el tema el próximo desembolso. Sin embargo, evitó dar precisiones sobre la acreditación de ese monto. “Nuestro compromiso sigue siendo fuerte con Argentina”, afirmó Rice, que además sostuvo que la prioridad es lograr “la estabilización de la economía para allanar el camino a un crecimiento en el futuro”.

 

El portavoz afirmó que el FMI “definitivamente, no violó las reglas” del organismo multilateral durante el desarrollo del acuerdo crediticio con el país. “El objetivo del FMI es tratar de ayudar a las autoridades a estabilizar la difícil situación y permitir un retorno de la confianza que allane el camino para el crecimiento. Ese fue nuestro enfoque y nuestra prioridad”, aseguró Rice ante una consulta de la prensa sobre si el Fondo había violado sus propias reglas con el caso argentino.

 

“Argentina cumplió con las metas fiscales y de cuenta corriente”, ratificó el vocero. Con este argumento, descartó las especulaciones al respecto, y resaltó que tras del apoyo del organismo a Argentina, el país “logró reducir el déficit fiscal y el déficit en cuenta corriente”, que son “dos factores de vulnerabilidad” de la economía argentina

 

“Creo que el Fondo va a seguir con esta ambigüedad: no va a confirmar todavía el desembolso, eso posiblemente se va a demorar, pero sí va a continuar con estas señales positivas sobre la evolución de las cuentas públicas”, dijo a El Economista Martín Vauthier, director de la consultora EcoGo, que considera que “la decisión de la fecha del desembolso no va a estar dada por una cuestión técnica en cuanto al cumplimiento de las metas, sino fundamentalmente por una cuestión política, y por eso son importantes las señales políticas vinculadas a la voluntad de mantenerse dentro del acuerdo”.

 

“Yo creo que el desembolso va a estar, el acuerdo no se va a caer. Pero la cuestión es cuándo va a ser. Si va a estar antes de las elecciones de octubre o después, ya con el próximo presidente electo, porque el Fondo lo que va a hacer es negociar con el próximo presidente electo, no con el que se está yendo”, señaló Vauthier, a la vez que resaltó que esos US$ 5.400 millones son muy necesarios para cerrar el programa financiero este año y sostener las reservas.

 

Según el especialista, las metas que se están evaluando ahora, en términos técnicos, han sido cumplidas por el Gobierno, porque lo que el FMI revisa es el pasado, y en ese sentido en el segundo trimestre los objetivos monetarios y fiscales fueron cumplidos. “Mirando hacia adelante, porque el FMI también hace ejercicios de sostenibilidad de la deuda, y con el desplome del PIB medido en dólares por el salto cambiario, el ratio de la deuda creció en gran medida, con lo cual ese es otro indicador que el Fondo puede mirar”, resaltó Vauthier.

 

Durante la conferencia de Rice, tras explicar cómo procedió el FMI con el país desde que solicitó asistencia hace un año, el vocero subrayó que el staff del organismo realizó las advertencias pertinentes en sus informes sobre Argentina “acerca de los riesgos del programa por las reacciones adversas del mercado y por la incertidumbre política”. En ese sentido, se refirió al “nuevo shock de confianza” que enfrenta el país desde el 12 de agosto, tras el resultado de las elecciones primarias, y a las nuevas medidas para estabilizar el tipo de cambio y “proteger los depósitos”.

 

De acuerdo con el cronograma original, la quinta revisión del programa con Argentina se encuentra demorada. En tanto, el presidente Mauricio Macri visitará Nueva York días antes de la misión de Lacunza con motivo de la Asamblea General de la ONU. Hasta el momento “no está programada” ninguna reunión entre Macri y el número dos del FMI, David Lipton, señaló Rice, si bien no descartó la posibilidad de un encuentro entre ambos.