El FMI nos pone en espera: reservas y bonos lo sienten

26 de septiembre, 2019

mercados baja riesgo país paso piso mercado bolsa porteña mundo dólar tensión Merval

Por Luis Varela 

 

Mientras el FMI confirmó ayer que Argentina se queda en lista de espera y que no recibirá el desembolso de US$ 5.400 millones pendiente, por lo menos hasta después de la elección del 27 de octubre, el mercado argentino volvió a tener otro día de sintonía fina con el dólar y las tasas de interés, las acciones estuvieron mejor, pero las reservas del BCRA siguen bajando y el valor de los títulos argentinos cae .

 

Ayer, debido a los controles de cambios, y a una advertencia del BCRA, que empezará a mirar con ojo preciso a los argentinos que vinieron comprando US$ 10.000 y que estuvieron realizando rulos, bucles y otras operaciones especulativas, los valores del dólar minorista y de los dólares alternativos estuvieron tranquilos, pero el dólar mayorista continuó colocado en un lento plano ascendente.

 

En el exterior el dólar estuvo firme contra casi todo, incluso contra las materias primas, con baja importante para el oro y el petróleo. El billete verde subió 1,1% contra la libra, 0,7% contra el euro, el yen y el mexicano y 0,5% en Chile; pero bajó 0,4% en Brasil. Y en Argentina el oficial minorista cerró sin cambios a $ 59,34, el blue cerró igual a $ 61,75, con el contado con liquidación enfriándose y bajando su brecha al 13%. Mientras que hubo un salto de 18 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 57,05.

 

Debe advertirse que para lograr mantener en caja todos los precios del dólar el Central sigue teniendo un goteo de reservas. Ayer la autoridad monetaria perdió US$ 131 millones de las reservas, por lo que quedan US$ 49.310 millones (de los cuales sólo 14.800 millones son ciertamente líquidos), y analistas de todos los sectores empiezan a calcular cómo se llegará hasta el 10 de diciembre.

 

Más allá de eso, en base a los movimientos del exterior, el peso argentino no estuvo tan mal si lo medimos contra otras monedas: el real subió 8 centavos hasta $ 13,74, el euro bajó 30 centavos hasta $ 62,37 y la libra cayó 64 centavos hasta $ 70,42.

 

Y donde también trabajó bien el Central es en la baja escalonada de tasas de interés. Desde el 86% anual de hace unos días, ayer, en Leliq, el BCRA pagó 80,829% promedio con máximo del 80,850%. Y también hubo una baja para la tasa de los plazos fijos: pagaron 57% por plata chica y 60% por plata grande. Ayer, mientras los valores del dólar y las tasas estuvieron más o menos bien, se conocieron algunos datos que volvieron a inquietar a los inversores. En agosto, la balanza comercial tuvo un superávit de US$ 1.168 millones, con un incremento de 7,5 % en las exportaciones y una caída de 30,3 % en las importaciones. Y empieza a verse que el salto devaluatorio tuvo para las exportaciones un impacto limitado, ya que siguen sin reaccionar.

 

Y, por si algo faltaba, una reunión en la Bolsa de Cereales confirmó que se está formando otro Niño y hay posibilidades de otra sequía y de tener una vez más problemas con la cosecha. Y, además, como el riesgo país sigue colocado en las alturas (2.209 puntos básicos), Argentina seguirá hasta nuevo aviso completamente fuera de la cancha del crédito voluntario, por lo que las empresas y las provincias tendrán problemas para financiarse. Y, sin posibilidad de tomar deuda, ya anuncian caída de actividad para 2020 en Vaca Muerta.

 

Todo eso conformó una rueda otra vez pesimista para los títulos públicos, aunque las acciones encontraron algunos compradores de ocasión, ya que mirados en el largo plazo los papeles privados tienen claramente precios de remate.

 

Ayer, el 80% de lo operado en bonos se transó en cuatro papeles: el bono AY24 se llevó el 51% de los negocios, el bono TJ20X tuvo el 21% de las operaciones, el bono TC20X el 5% y el bono AY24X el 4%. Así, con doble volumen, los bonos argentinos siguen colocados en una barranca. En los extremos hubo subas del 3% al 13% para los bonos TJ20Y, TC20Y, TJ20Z, TJ20C, TVPP, AO20C, AA22 y PBA25. Y una caída del 43% para el bono AA22D y descensos del 4% al 23% para los bonos TVPAD, TC23, TVPA, AY24X y PAA0.

 

El día fue mejor para las acciones. En el exterior hubo alzas del 0,6% al 1% en los índices de la Bolsa de Nueva York, mientras que la de San Pablo subió 0,6% y la de México cayó 0,2%. Con menos negocios ($ 579 millones), la Bolsa de Buenos Aires subió 1,4%. El 80% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: Tenaris tuvo el 24% de las operaciones totales, Galicia el 16% e YPF el 13%. En los extremos se vieron subas del 3% al 9,7% para Banco Río Preferidas, Garovaglio, Holcim, Semino, Boldt, Clarín, Phoenix, Ausol y Telecom. Con bajas del 2% al 4,4% para Metrogas, Tglt, Dycasa, Celulosa, Mirgor, Valores, Patagonia, Morixe y Rosenbusch. Al tiempo que los ADR argentinos tuvieron alzas del 1% al 9% para Irsa P, Galicia, Macro, Pampa E, Telecom, TGS, YPF, Irsa I, Edenor y Bunge.

 

El día de las commodities fue preocupante para los países productores. Hubo un desplome del 3,2% para el petróleo, hasta US$ 56,16 por barril, pese a los drones. Un descenso para los metales preciosos: caída del 1,8% para el oro y derrumbe del 3,8% para la onza de plata. Los metales básicos estuvieron mixtos: el níquel subió 0,8%, el cobre mejoró 0,2% y hubo una baja del 0,6% para el aluminio. En Chicago: el maíz achicó 0,1%, la soja cedio 0,6% y el trigo perdió 0,9%. Y el bitcoin perdió otro 1,1%