Crecer y exportar, las condiciones de Alberto para pagar la deuda

27 de septiembre, 2019

Alberto Fernandez deuda

“El endeudamiento es el mayor problema que hoy tiene la Argentina. Es un condicionante enorme y cuesta entender como fue que nos pasó. Hoy la deuda representa el 100% del PIB. En 2015 representaba el 38% y la deuda en dólares el 18%. Es realmente impresionante que en tan poco tiempo se haya generado semejante endeudamiento. Pero debemos asumir las responsabilidades que el Estado tomó”, señaló ayer Alberto Fernández como inicio de una larga serie de mensajes por sus redes sociales. A modo de síntesis de sus intervenciones públicas en la Fundación Mediterránea, en Córdoba, ante un grupo numeroso de empresarios y en el congreso del gremio de la Sanidad junto al secretario general de la CGT, Héctor Daer.

 

Deuda, consumo interno y reactivación económica fueron ejes de su discurso. “Hoy no podemos decirle a los acreedores que la deuda la tomó la dictadura, como ocurrió cuando renegociamos en 2005. Esta deuda la tomó un gobierno democrático y en sólo un año”, sostuvo el candidato del Frente de Todos para asegurar su compromiso de pago. “Nunca dijimos que iba a haber una quita. Pero para pagar tenemos que crecer. Sólo creciendo y exportando se puede pagar la deuda. Para generar dólares para pagar sólo queda el camino de exportar. No podemos seguir tomando deuda. Lo que tenemos que hacer es ganar tiempo y no hacer quitas”, aseguró Fernández en el auditorio del Hotel Holiday Inn.

 

Allí, para escucharlo, estaba el círculo rojo cordobés. Entre ellos, María Pia Astori, presidenta de la Fundación Mediterránea, la entidad anfitriona; y empresarios como Martín Amengual, Sergio Roggio, Roberto Urquía, Abel Sánchez Torres y Alejandro Asrin, de Tarjeta Naranja. Al llegar a Córdoba, lo esperaba Natalia De la Sota, la hija del fallecido gobernador, que se ha convertido en una aliada en una provincia donde la fórmula Fernández-Fernández perdió en las PASO. Felipe Solá, Miguel Cuberos, Eduardo “Wado” de Pedro y su vocero Juan Pablo Biondi, figuras expectantes de su eventual gabinete, lo acompañaron en su visita a la provincia.

 

Como se esperaba no estuvo el gobernador electo, Juan Schiaretti, que mantiene equidistancia entre los candidatos presidenciales y parece dispuesto a mantenerse prescindente, pese a las presiones internas, en el camino hacia el 27 de octubre. Pero sí estuvieron el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano; la secretaria de Modernización Alejandra Torres; el ministro de Transporte, Gabriel Bermúdez; y el ministro de Obras e Inversión Pública, Angel Sosa. Una representación oficial del gobierno de la provincia, por cierto, bastante numerosa.

 

“Para generar dólares para pagar sólo queda el camino de exportar. No podemos seguir tomando deuda”, sostuvo Fernández.

 

“Vamos a pagar la deuda creciendo y exportando, porque la Argentina no emite dólares. El único camino es exportar. El otro modo se ha agotado, que es endeudarse”, sostuvo Fernández. “Para eso necesitamos ganar tiempo y no hacer quitas. Diferir las obligaciones en el tiempo y que suban de un modo más amesetado, no exponencialmente”, acotó el candidato. Y agregó: “Poner en marcha la economía es recomponer las condiciones de consumo. Y recomponer el salario es el primer paso para encender la economía. Pero tenemos que deshacernos de estas tasas de interés que privan a las empresas de poder producir”.

 

Como complemento de esas definiciones económicas, Fernández señaló nuevamente la necesidad de alcanzar un acuerdo político. “Este no es el desafío de un presidente, ni de los empresarios, ni de los que trabajan: es un desafío de todos. Debemos llegar a un acuerdo que ponga sobre la mesa la condición en la que estamos y ver como salimos”, sostuvo el candidato más votado en las elecciones primarias. “Ordenar la Argentina y hacerla previsible es la condición central de ese acuerdo. Vamos a encender la economía, a volver a crecer y a poner a la Argentina de pie. Y lo vamos a hacer entre todos y todas”, complementó el dirigente.

 

Un rato antes del almuerzo con los empresarios, Fernández había participado del congreso del gremio de la Sanidad, encabezado por Héctor Daer, a su vez, secretario general de la CGT. Allí el dirigente adelantó que la central está cerca de su reunificación. “El camino es político, y es con la unidad del peronismo. Los matices que podemos tener al interior de la CGT se van a ir licuando en objetivos comunes con salidas politicas para nuestro país”, sostuvo en el encuentro en La Falda. Fernández necesita de una central unida y encolumnada con su eventual gestión para hacer posible el acuerdo social que promete.