Bolsonaro internado pero agita en las redes: “Nuestra enemiga es la prensa”

13 de septiembre, 2019

Bolsonaro internado pero agita en las redes: "Nuestra enemiga es la prensa"

En cuestión de horas, Jair Messias Bolsonaro dejó en claro que sigue siendo el mismo. A pesar de estar aún con una sonda en la nariz, tuvo tiempo para hacer un streaming, echar al jefe de la Afip brasileña y avanzar nuevamente contra los medios de comunicación.

 

El presidente brasileño fue sometido a otra operación quirúrgica esta semana y permanece internado en el hospital Vila Nova Star de San Pablo, desde donde anunció que no retomará el cargo este viernes sino el próximo martes y el cuerpo médico postergó la retirada de una sonda nasal.

 

Antes de arremeter contra los medios, Marcos Cintra era el titular de la Receita Federal, la Afip brasileña y proponía recrear un impuesto extinguido en 2007. Bolsonaro ordenó al ministro de Economía, Paulo Guedes, que lo despidiera y dijo que no aceptará elevar la carga tributaria el país.

 

Luego se ocupó de los periodistas. “Nuestra enemiga: parte de la gran prensa, ella no nos dejará en paz, si creemos en ella será el fin de todos”, posteó el mandatario en su perfil de Twitter.

 

Y agregó: “mientras nos peleamos entre nosotros el enemigo se fortalece, no podemos agradar a todo el mundo”.

 

 

La semana pasada, el capitán retirado del Ejército reforzó sus ataques a los medios al presentarse en el Palacio de Alvorada, residencia oficial en Brasilia, con diarios en la mano para señalar las supuestas “fake news” allí publicadas.

 

“Es preocupante el ataque a la prensa independiente o a la que el gobierno no controla”, declaró esta semana el relator de la OEA para la Libertad de Prensa, Edison Lanza.

 

A estos ataques a la libertad de prensa se suman otros mensajes que brindó en las redes sociales en los últimos días a pesar de su estado de salud. Ayer por la noche hizo un Live desde una habitación del hospital para destacar las “últimas buenas noticias del gobierno” y recordar el “milagro” de haber salido con vida de la puñalada que recibió en el abdomen.

 

El domingo, Bolsonaro fue sometido a la cuarta cirugía tras el atentado ocurrido durante un acto de campaña en septiembre del año pasado.