Avanzó la emergencia con votos oficialistas

13 de septiembre, 2019

Avanzó la emergencia con votos oficialistas

La sesión en la que se trató un tema que agitó la calle y el Congreso durante las últimas semanas se resolvió en menos de tres horas, lejos de cualquier expectativa de debate maratónico. El aval que el oficialismo decidió darle al proyecto opositor de emergencia alimentaria hizo que ayer la iniciativa lograra media sanción con 222 votos a favor, ninguno en contra y la abstención, de la diputada por el Frente de izquierda Mónica Schlottauer. El miércoles que viene, la emergencia alimentaria se convertiría en ley, cuando la debata el Senado de la Nación en sesión especial.

 

El oficialismo hizo su aporte a los 222 votos que sumó la media sanción de la ley, que extiende hasta el 31 de diciembre de 2022 la Emergencia Alimentaria Nacional establecida en 2002 por Eduardo Duhalde, y establece un incremento del 50% de las partidas presupuestarias vigentes destinadas a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición, entre sus iniciativas más destacadas. Las bancadas de PRO, la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y Evolución Radical dieron su respaldo a la iniciativa.

 

Antes de la votación propiamente dicha, el oficialismo había facilitado el quórum. La sesión se inició con 135 diputados presentes. Así, se reunieron los dos tercios necesarios para habilitar el debate del proyecto, que no había pasado por comisiones, por lo que se debía tratar con mayoría especial.

 

Mario Negri, presidente del interbloque Cambiemos en Diputados, habló en el cierre de la sesión y planteó: “Hoy todos hemos estado a la altura de las circunstancias de cara a la sociedad, hemos actuado de manera seria y responsable”. Destacó que la pobreza no ha dejado de crecer desde que la emergencia alimentaria nacional se aprobó, bajo el gobierno de Duhalde. “Desde el Gobierno, aun con errores y con aciertos, hemos atendido la política social, quizás no todo lo que hace falta, porque además esto va muy al compás de los sinsabores que la economía va produciendo. Desde 2002 hasta acá, con momentos buenos y con momentos malos, la pobreza fue creciendo”, subrayó.

 

“Hoy todos hemos estado a la altura de las circunstancias, hemos actuado de manera seria y responsable”, planteó Negri.

 

Otro orador oficialista en la sesión de ayer fue Héctor “Toty” Flores. Al fundamentar el apoyo oficialista, sostuvo: “No coincidimos con la magnitud de la situación que estamos viviendo, (pero) hemos decidido acompañar el proyecto porque es necesario para la gente que está sufriendo”.

 

Agustín Rossi, jefe del bloque del Frente para la Victoria, destacó el acompañamiento oficialista porque, si no hubiera estado deberían “haber hecho malabares para aprobarlo”. Según planteó el diputado Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, la ley es “una respuesta institucional a un problema acuciante, porque hay un montón de gente que está teniendo problemas para almorzar y cenar”.

 

En la sesión hubo varios ausentes de importancia, tanto del lado oficialista como opositor. Elisa Carrió y Martín Lousteau no asistieron al debate; Axel Kicillof, Eduardo “Wado” De Pedro y diego Bossio fueron otros de los 33 ausentes a la sesión especial de ayer.

 

La emergencia alimentaria puede ser ley el miércoles que viene, ese día se debatirá en el Senado. La vicepresidenta Gabriela Michetti, como titular de la Cámara Alta, convocó a sesión especial para el miércoles próximo, a las 14. “El proyecto será discutido el miércoles, en una sesión de similares características a la de Diputados”, adelantó el senador macrista Esteban Bullrich a la agencia Télam.

 

Desde el peronismo confiaron en que la iniciativa se confirmará la semana próxima en el Senado. “Será convertido en ley el próximo miércoles”, vaticinó el senador chubutense Alfredo Luenzo.