Alberto: “Nunca hay que darse por ganador”

4 de septiembre, 2019

Alberto Fernández clase

Agenda amplia, contactos variados. El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, tuvo un primer día de actividades intenso en Madrid, la capital española. Por la mañana, dio una charla sobre comunicación política en la Universidad Camilo José Cela, evento que fue el motivo inicial del viaje. Por la tarde, mantuvo un encuentro con la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, quien ratificó las inversiones en Argentina. Y, por la noche, cenó con la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, futuro Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea. A la espera, por cierto, del encuentro del jueves con el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, quien lo recibirá en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo.

 

“Nunca hay que darse por ganador, hay que quedarse tranquilo”, sostuvo el dirigente peronista en el marco de una clase de dos horas en la que compartió experiencias en un encuentro que fue titulado “Cómo acercar la política a la ciudadanía: una perspectiva de las campañas electorales”. “Habló desde el punto de vista de la comunicación política, de la relación con los medios y de la necesidad de crear un bloque amplio para gobernar el país, para poner fin a la grieta”, explicó un profesor de Economía Mundial en la Universidad Complutense de Madrid. La exposición era parte de un programa del Master de Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política que ofrece la Universidad.

 

Allí, Fernández estuvo acompañado por el diputado nacional Felipe Solá y el referente del Grupo Callao, Miguel Cuberos, dos dirigentes que muy posiblemente formen parte de su elenco de funcionarios, en su eventual presidencia. El candidato tiene buenos vínculos con buena parte de la dirigencia española y con empresarios desde la época en que era jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner. Cuando la relación se tensó con unos y otros, Fernández ya estaba afuera de la administración del Frente para la Victoria.

 

De hecho, su gira europea incluirá encuentros, además del que mantendrá con Sánchez, otro con el ex mandatario José Luis Rodríguez Zapatero, así como también un breve paso por Portugal para reunirse con el primer ministro, Antonio Costa. En Portugal también se reunirá con responsables del área económica para aprovechar contactos con los líderes del progresismo europeo. Tampoco se descarta, que antes de su partida para Lisboa, Fernández se encuentre con el embajador de Argentina en España, el también peronista Ramón Puerta, aunque todavía no se definió ni el momento ni el lugar.

 

Por la tarde, en su cita con Borrell, Fernández se refirió al acuerdo entre el Mercosur y la UE, alcanzado luego de veinte años de negociaciones, que inicialmente el dirigente del Frente de Todos había criticado. Según trascendió, el candidato le transmitió que sus críticas no implican que vaya a bloquear el tratado, sino que pretende garantizar a los argentinos que el acuerdo es “equitativo”.