Un pacto, en medio de incertidumbre

26 de agosto, 2019

bolsonaro brasil

El principal activo de política internacional del presidente de la Nación, Mauricio Macri, el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), está envuelto en la incertidumbre por la crisis internacional que desató la actitud de Jair Bolsonaro con respecto al incendio desatado en la Amazonia. En paralelo a la escalada de ese conflicto empujado en especial por Francia, el entendimiento del bloque sudamericano con el EFTA fue un bálsamo para las relaciones exteriores, celebrado en la Cancillería.

 

El acuerdo con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), bloque que integran Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, se alcanzó el viernes y fue festejado por Jorge Faurie, canciller argentino. “El acuerdo permitirá potenciar las exportaciones argentinas en busca de mayor empleo. Además, contribuirá a mejorar nuestra integración con países que poseen altos estándares institucionales y tienen un elevado nivel de desarrollo y equidad económica”, escribió el funcionario el viernes. “El acuerdo es una plataforma para seguir potenciando las inversiones de empresas del EFTA en nuestro país e impulsar industrias estratégicas para el desarrollo argentino”, agregó.

 

 

La negociación exitosa con el EFTA alivia un poco la situación en materia de política internacional al Gobierno, que sufre los efectos colaterales de la tensión entre Bolsonaro y representantes del poder europeo, como Emmanuel Macron y Donald Tusk. El mandatario francés puso en agenda el tema en la reunión del G7, que se desarrolla en Biarritz, y pidió “responder al llamado de los bosques y de la Amazonia”. Antes, había acusado a Bolsonaro de haberle “mentido” en la Cumbre del G230 al plantear compromisos ambientales y había señalado que, “en esas condiciones, Francia se opone al acuerdo”. El presidente del Consejo Europeo remarcó que “es poco probable que se pueda ratificar el acuerdo si se continúa quemando el Amazonas”.

 

La agenda de acuerdos es una apuesta fuerte del gobierno de Macri. Se trata de un camino que buscará acelerar mientras se disipa el humo de la Amazonia y, quizás, así también el sendero de ratificación del pacto UE-Mercosur. Según anticipó Faurie, el próximo objetivo es que el Mercosur celebre entendimientos comerciales con Canadá y Singapur. Para que el tratado UE-Mercosur avance, necesita la ratificación parlamentaria de los países europeos. Mientras tanto, el país aportó ayuda para apagar el incendio en Brasil.

Dejá un comentario