Con sus medidas, Trump reavivó la guerra comercial

2 de agosto, 2019

Collage-Xi, Trump, Huawei, Container

Los mercados arrancaron ayer en una dirección contraria a la del miércoles, pero luego volvieron a cambiar. Descontaban que la Reserva Federal recortaría en un cuarto de punto de la tasa de interés, pero reaccionaron mal frente al mensaje de su presidente, Jay Powell, que sostuvo que no podía considerarse el comienzo de un prolongado ciclo bajista.

 

Por eso cayó la Bolsa y subió el dólar. Pero ayer, inicialmente, se impuso una lectura distinta, porque se descuenta que habrá otra baja de tasas durante en 2019 y, por lo tanto, las acciones en Wall Street subieron fuerte y el dólar detuvo su ritmo alcista.

 

Pero la recuperación se detuvo a poco de haber arrancado porque Donald Trump anunció que a partir del 1° de septiembre le impondrá aranceles de 10% a una serie de productos de China que todavía estaban exentos y que suman US$ 300.000 millones. La decisión fue fundamentada en la falta de avances en la reunión realizada esta semana entre funcionarios de ambos países. Pero esas jugadas sorpresivas generan incertidumbre y tienen su impacto en la economía y por ese motivo cambió el humor de los mercados. Los bancos centrales de todo el mundo y distintos organismos internacionales vienen advirtiendo sobre el riesgo sobre la actividad económica que implican los conflictos comerciales y de allí que casi todos hayan revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento para este año.

 

“Las negociaciones continúan y durante las mismas Estados Unidos comenzará, el 1º de septiembre, a imponer un pequeño arancel de 10% a los restantes US$ 300.000 M de bienes y productos procedentes de China a nuestro país”, dijo Trump en Twitter. “Esto no incluye los US$ 250.000 M que ya tienen aranceles del 25%”, agregó.

 

 

Tasas, dólar y emergentes

 

Por otra parte, el rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años se ubica por debajo del 2%, mientras que hace un año estaba en 3%. Los mercados emergentes esperan verse favorecidos por un escenario de tasas más bajas, que se está consolidando, y por un dólar más débil, que eso es más difícil de lograr.

 

La fuerte prédica de Trump contra Powell para que baje la tasa es porque entiende que de esa manera se debilitará el dólar y eso ayudaría a que el comercio exterior de Estados Unidos sea menos deficitario. Pero más allá de lo que diga Trump, la actual fortaleza del dólar frente a las demás monedas obedece, según explica el presidente del Instituto de Economía Internacional Adam Posen, a dos factores: el enorme déficit fiscal de Estados Unidos que necesita ser financiado, y que por lo tanto le pone un piso a la baja de las tasas, y al pobre desempeño del resto de las economías desarrolladas. Y ninguno de esos temas se arreglará vía Twitter. En este contexto, el dólar no se debilitaría en la magnitud que esperan los emergentes, pero que de todas maneras, enfrentan un escenario global más amigable que el del año pasado.

 

El petróleo se hundió ayer más de 7%, informó Reuters. Así, el West Texas Intermediate (WTI) tuvo su peor día en más de cuatro años, después de que Trump anunciara los nuevos aranceles. El WTI terminó en U$S 53,95 mientras que el Brent derrapó 6,99%, para cerrar en US$ 60,50

Más datos en EE.UU.

 

Hoy se conocerán los datos correspondientes a julio del mercado de trabajo estadounidense que sigue firme pese a la desaceleración de la economía. Los analistas estiman que la tasa de desempleo bajaría del 3,7% a 3,6%. Ayer se informó que en la semana que terminó el 27 de julio fueron 215.000 personas las que pidieron, por primera vez, el subsidio de desempleo y los analistas destacaron que se trató de un número bajo. A su vez, según ISM el índice que mide la actividad manufacturera bajó desde 51,7 en junio a 51,2 en julio, pero si supera los 50 puntos significa que el sector está en expansión.

 

***

Lidera Biden

Según el gurú electoral Nate Silver, que lidera el popular blog Five Thirty Eight, el que tiene más chances de conseguir la nominación demócrata para las elecciones de 2020 es Joe Biden, el que fuera vicepresidente de Barack Obama en sus dos mandatos. Trump lo llama “sleepy Joe” (dormilón), así como llamó “crooked Hillary” a su rival de 2016. A Biden le “muerden los talones” la senadora Elizabeth Warren y Kamala Harris, su colega de California.

 

Dejá un comentario