Sin hablar de transición, el Gobierno busca reacomodar su gestión

20 de agosto, 2019

Reunión Olivos Macri

Dos encuentros, entre tantos. Para darle cuerpo a la recomposición necesaria de su gestión, ante una semana que empezó mal en términos de mercado y que será clave. Al mediodía, el presidente Mauricio Macri juntó al nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza (formalmente: asume hoy) con las principales espadas de Juntos por el Cambio en los ejecutivos en Nación, provincia de Buenos Aires y CABA. Por la tarde, recibió a sus principales aliados. Despejar dudas sobre la gobernabilidad, lograr cierta normalidad en las variables económicas, analizar las medidas tomadas y otras posibles y evaluar el (largo) camino a las generales del 27 de octubre fueron los objetivos compartidos. Sin hablar de transición, pero con la palabra atravesando implícitamente las reuniones. Una mesa de acción política, especialmente creada entre los socios, intentará aportar apoyo para cumplir estos objetivos.

 

Variables

 

“El Presidente me transmitió las prioridades de la gestión para los próximos meses y ahora me voy a reunir con mi equipo, con el que ya estuve ayer, para trabajar con esas prioridades”, explicó Lacunza al salir de la quinta Los Abrojos, propiedad de la familia Macri. De la reunión participaron el ministro Rogelio Frigerio, el jefe de Gabinete Marcos Peña, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, y el titular del Banco Central de la República Argentina, Guido Sandleris.

 

Vidal fue una de las más críticas con la forma de encarar la campaña oficialista y respecto de la marcha de la economía. No sólo apuntó contra Peña, histórico rival en el círculo de poder del PRO, sino también contra el presidente Macri. La llegada de Lacunza a Hacienda, de alguna manera, supone un cambio en el peso relativo interno. La gobernadora busca no quedar atrapada entre la imagen en caída libre de Macri y el temor de los líderes territoriales de Juntos por el Cambio que pretenden preservar su cuota de poder en los municipios. Este cambio también le sumaría, por caso, mayor poder a Frigerio en desmedro de Peña, el más apuntado tras la pobre performance del oficialismo.

 

En su encuentro con el Presidente, entre otras cosas, Lacunza le trazó un panorama complicado en términos económicos, pero más en términos políticos. Señaló que la prioridad debía ser anclar el tipo de cambio y que su persistencia como candidato (con eje en la polarización) no haría más que acentuar la incertidumbre sobre las principales variables económicas. Cuidar las reservas del Banco Central será, entonces, un objetivo complementario del exministro de Vidal, indicador con el cual quizá pueda medirse su interregno. No se esperan grandes anuncios para hoy.

 

Gobernabilidad

 

En la reunión con los aliados, preservar la problemática interna de los vaivenes y el tembladeral fue el tema excluyente del encuentro en la quinta presidencial. Elisa Carrió estuvo por la Coalición Cívica y Mario Negri y Luis Naidenoff, por el radicalismo. Y a Vidal, Rodríguez Larreta, Peña y Frigerio, se le sumó el exvicejefe de Gabinete Mario Quintana, de buena relación con Carrió y colaborar estrecho del Presidente. El candidato a vice Miguel Pichetto completó la lista. Allí se decidió ratificar el gabinete, formar una mesa de acción política y mantener las expectativas electorales, por más que Macri se aboque de lleno a la gestión.

 

“Es errónea la información brindada por algunos medios este fin de semana respecto de las decisiones políticas alcanzadas. Estoy firme junto al Presidente. Vamos a ganar en octubre”, sostuvo Carrió, ayer por la mañana. De esta forma se refirió a rumores que hablaban de una ruptura entre los socios fundadores de Cambiemos. La diputada de la Coalición Cívica tuvo gran protagonismo desde que se dieron a conocer los primeros resultados del comicio hasta hoy. Habló, para arengar, minutos después que el Presidente, en Costa Salguero, y fue oradora, en parecidos términos, en la reunión de gabinete ampliado en el CCK. También sembró suspicacias sobre el escrutinio, al asignarle al “poder narco” una supuesta distorsión en los resultados, cosa que el propio Gobierno rechazó. “Ganamos en octubre” y “todos apoyamos a Lacunza” fueron sus dos breves declaraciones, luego del encuentro.

 

Dejá un comentario