SBS proyecta una inflación de 6-7% mensual

15 de agosto, 2019

Gondola supermercado precios inflación

“Los mercados siguen en la compleja transición hacia un equilibrio de discontinuidad de políticas”. Así definieron desde el Grupo SBS el difícil presente de Argentina. Un presente que puede extenderse un tiempo largo. “Estamos en lo que en teoría de los juegos se conoce como un ‘equilibrio no cooperativo’, en el cual ninguno de los actores tiene incentivos a tomar decisiones que permitan lograr el mejor resultado posible a nivel agregado”, explican.

 

Por un lado, el Presidente intentará revertir el resultado de la elección implementando una política fiscal expansiva y responsabilizando a la oposición por la dinámica de las variables financieras. En la vereda opuesta, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández no arriesgará su capital político pudiendo debilitarse de cara a octubre, evitando hacer anuncios económicos que tranquilicen a los mercados, mientras Macri insista en continuar la batalla electoral de cara a octubre.

 

Hay un tercer actor: el FMI. El prestamista de última instancia. “El FMI probablemente querrá limitar potenciales intervenciones cambiarias para reducir su exposición a un posible default. Una transición relativamente desordenada”, agrega el reporte de SBS.

 

A pesar del reciente acercamiento entre los dos principales candidatos, dicen: “Esperamos una transición relativamente desordenada por las restricciones políticas que enfrenta cada espacio de cara a octubre. En este marco, anticipamos un importante deterioro de las variables económicas. Las presiones cambiarias probablemente continuarán con el BCRA únicamente interviniendo para evitar una volatilidad extrema o movimientos disruptivos con poca liquidez. A nuestro entender, la magnitud del shock que sufrió la demanda de dinero hace prácticamente imposible cumplir con el programa monetario del BCRA, incluso cuando éste no fue formalmente suspendido. Luego de algunos meses muy favorables, esperamos que la depreciación del peso alimente una importante aceleración de la inflación llegando a un promedio de 6-7% mensual en agosto-septiembre. No obstante, creemos que será clave que el BCRA mantenga la dureza monetaria para minimizar el traslado a precios de la depreciación”.

 

La actividad económica, naturalmente, también sufrirá. “El extremo nivel de incertidumbre probablemente llevará a familias y empresas a optar por un comportamiento precautorio, postergando consumo e inversión. En ese marco, esperamos que la actividad caiga con fuerza tanto en el tercer trimestre como en el cuarto, cerrando el año con una caída cercana a 3%”, proyectan.

 

Dejá un comentario