Recrudece la crisis por la falta de pagos en Chubut

21 de agosto, 2019

arcioni impuesto viento

La crisis que afecta al sector estatal de la provincia de Chubut desde hace dos semanas subió en tensión ayer, a pesar del momentáneo alivio que significó una tregua hasta el jueves que el gobierno de Mariano Arcioni comunicó pero que los sindicatos desconocieron. Como un coletazo de la situación, fue suspendida en su cargo la intendenta de Rawson y, para completar la escena, se sumó un ataque que sufrió el jefe de Gabinete y amenazas que denunció el ministro de Educación de la provincia.

 

Desde hace dos semanas, los gremios estatales nucleados en la Mesa de Unidad Sindical (MUS) protestan por la falta de pago de los salarios de julio, con cortes de ruta y paralización de servicios educativos y judiciales, entre otros. Ayer, tras una mediación judicial entre el gobierno chubutense y representantes gremiales, se difundió una tregua que implicaba suspender hasta mañana los cortes de ruta que vienen realizando los sindicatos. Mañana, a las 10, habrá una reunión en el Ministerio de Economía. “El compromiso de la MUS es que, de acá al jueves, no habrá cortes de rutas. Esperaremos al jueves, iremos con todas las propuestas, la planificación realizada por el gobernador y expresaremos un plan con números en la mesa”, indicó el jefe de Gabinete de la provincia, Federico Massoni.

 

Sin embargo, la MUS desconoció la tregua. En un comunicado, desmintió “que exista algún acuerdo respecto al levantamiento de la protesta” y subrayó que la mesa “no ha sido convocada a ninguna reunión para el día jueves”. Ayer, en la plaza central de Trelew, se desarrolló una multitudinaria marcha de protesta de estatales.

 

El conflicto se disparó el 6 de agosto, cuando la MUS lanzó un paro de 72 horas que inició una agenda crítica que aún se mantiene. Ese agrupamiento de gremios estatales de la provincia convocó a esa medida de fuerza después de que Arcioni comunicara que pagaría de forma escalonada los sueldos de julio.

 

La crisis se mantuvo y las protestas paralizaron gran parte de la actividad estatal, con especial énfasis en el caso de las escuelas y en la administración de justicia. El gobierno provincial suspendió la cláusula gatillo y congeló los retroactivos. La obra social estatal no presta servicios. La crisis derivó en la renuncia del ministro de Economía, Luis Tarrío, quien fue reemplazado por Oscar Antonena. El nuevo funcionario admitió que Chubut tiene un déficit de caja “de entre 300 y 500 millones de pesos por mes”. Los cortes de ruta se multiplicaron y, en uno de esos piquetes, fueron detenidos el viernes los dirigentes sindicales Daniel Murphy (secretario general de la Regional Sur de la Asociación de los Trabajadores de la Educación de Chubut), y Magalí Stoyanoff (delegada de ese gremio), que participaban del bloqueo del acceso sur a Comodoro Rivadavia.

 

Ataque y suspensión

 

La crisis está lejos de entrar en aguas calmas. La jornada de ayer dejó otros dos hechos trascendentes en Chubut. La camioneta oficial del jefe de Gabinete fue atacada a balazos frente a la casa del funcionario, en Trelew. Además, en Rawson, el Concejo Deliberante suspendió a la intendenta, Rossana Artero (de Chubut al Frente, el partido del gobernador Arcioni).

 

Massoni no vinculó el ataque con el conflicto gremial. “Si bien tenemos un conflicto social-sindical en la provincia con los trabajadores del Estado, no relaciono este hecho con esas protestas. Venimos realizando una tarea muy fuerte contra el tráfico de narcóticos y creo que debe tener que ver con eso”, dijo el jefe de Gabinete a TN.

 

En la capital, la intendenta Artero fue suspendida preventivamente. Había pedido 70 días de licencia sin goce de sueldo, por el estado de salud de su esposo, situación que no le permitía encargarse de “la grave situación económica e institucional que atraviesa el municipio de Rawson”, según planteó en su pedido de licencia. Pero el Concejo la apartó del cargo y nombró en su lugar a la concejala Araceli Di Filippo, quien prometió que “de la gestión no quedará ningún funcionario”. El municipio está en crisis financiera y no presta servicios como el de recolección de residuos. Sobre la intendenta pesa un juicio político.

 

A todo esto se sumó una amenaza y escrache al ministro de Educación de la provincia, Leonardo de Bella, según informó el diario El Chubut. “Repudio el ataque a la camioneta de Federico Massoni, jefe de gabinete de Chubut, y las amenazas a Leonardo de Bella, ministro de Educación. Estamos junto a ellos y rechazamos estos actos intimidatorios que tanto daño le hacen a la sociedad”, expresó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a través de Twitter.

 

Dejá un comentario