PBA: polémica por el escrutinio

14 de agosto, 2019

kicillof pba escrutinio

La Dirección Nacional Electoral negó ayer que exista un error en la carga de datos del recuento provisorio en la provincia de Buenos Aires y aclaró que la ley establece que “sólo se tomen en cuenta los votos válidos positivos” para verificar qué fuerzas “superan el 1,5 por ciento necesarios para pasar a la elección general”.

 

“Para poder participar en la elección general, los partidos políticos, agrupaciones municipales, federaciones y alianzas transitorias electorales, deberán obtener como mínimo el 1,5% de los votos positivos válidamente emitidos (es decir sin contar los votos en blanco), aún en el caso de la lista única”, explicaron a Télam desde la Dirección Nacional Electoral.

 

La aclaración se dio después de que trascendiera de fuentes peronistas que “por un error en la carga de datos, el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, había obtenido en las PASO el 52% de los votos en lugar del 49%” que figura en la página web oficial de la provincia de resultados provisorios.

 

Siguiendo ese criterio, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal había obtenido el 34% de los votos en lugar del 32%.

 

Fuentes del PJ PBA explicaron que en la provincia, a diferencia de la ley nacional, el porcentaje de votos debe determinarse sobre “los votos positivos válidamente emitidos”, es decir sin tener en cuenta los blancos, nulos y recurridos.

 

“La Ley de la provincia de Buenos Aires guarda silencio respecto a esto. Ahora, si vos querés defenderte diciendo que aplicaste ese criterio para saber quien podía pasar de la categoría de precandidato a candidato, que para eso son las PASO, está bien”, explicó Jorge Landau, apoderado del PJ. “Pero vamos a convenir que lo que se buscó instalar no es que el Frente de Todos transformaba a Kicillof de precandidato a candidato, lo que se buscó instalar es que sacó el 49% y no 52% de los votos”, detalló Landau.

 

Desde el Ministerio del Interior explicaron que hubo una homogeneización de datos para que no haya diferencias entre el recuento bonaerense y el nacional.