LCG: La deuda pública se encuentra en niveles del 88% del PIB

21 de agosto, 2019

LCG, deuda

Cualquiera sea el gobierno que asuma la próxima gestión se enfrentará a una trayectoria de la deuda que difícilmente le otorgue mucho margen de maniobra. Desde LCG, analizaron que actualmente la deuda pública se encuentra en niveles del 88% del PIB y cerrará el año en torno al 100% del PIB después del último salto del tipo de cambio.

 

“La deuda relevante (con el mercado y con Organismos Internacionales) superará marginalmente el 60% del PIB”, informaron desde la consultora.

 

Según LCG, la evolución de la deuda depende fundamentalmente de 4 variables:

 

  • El tipo de cambio real, al tener una proporción alta de la deuda en moneda extranjera (76% del total), cuando existe un salto devaluatorio la deuda medida en pesos se agranda, o visto de otra manera, el PIB en dólares se achica. Cualquiera sea el caso, el cociente de deuda a producto empeora. Viceversa cuando el tipo de cambio se atrasa.
  • La tasa de interés internacional y doméstica, el repago de intereses por la deuda impacta proporcionalmente en la carga de intereses, a mayor tasa de interés, mayor es el costo del fondeo y mayor carga de deuda.
  • La tasa de crecimiento del PIB, si la economía crece, entonces la deuda se achica con relación al producto. Por lo tanto, a mayor tasa de crecimiento, menor ratio deuda a producto.
  • El superávit fiscal, a mayor ahorro fiscal primario mayor es la capacidad de repagar intereses y capital, por lo tanto, cae el stock de deuda pública. Afecta de manera positiva, a mayor superávit primario, menor ratio deuda a producto.

 

En esa línea, se podrían plantear varios escenarios según cómo evolucionen estos factores. Según las proyecciones de la consultora, “la probabilidad de que la deuda a PIB supere el umbral de 110% es bien reducida (apenas 3,2%); pero también lo es la probabilidad de que se ubique por debajo de los niveles de cierre de 2018 (86% del PIB)”.

 

 

“En efecto, las probabilidades se concentran (en 51%) dentro del rango 94%-102% del PIB en el promedio de los próximos 10 años, lo que implica nada menos que estabilizar la trayectoria de la deuda en los niveles actuales. Y esto sucede aun cuando el contexto macro, determinado por los valores y desvíos que se utilizaron para las variables consideradas en el ejercicio, parece ser ‘optimista’ desde una perspectiva histórica”, anticiparon desde LCG.

 

Dejá un comentario