Lammens da por hecho balotaje en la CABA

6 de agosto, 2019

Lammens da por hecho balotaje en la CABA

Por Pablo Varela

 

El Frente de Todos de la CABA cerrará hoy la campaña con una modalidad diferente a las tradicionales. Lejos de la liturgia peronista y de la parafernalia de los actos tradicionales, los candidatos harán recorridas por separado en las líneas del subte para terminar confluyendo en el Obelisco donde se hará el cierre oficial en horas de la tarde.

 

La modalidad no sólo responde a planteos estéticos, sino que busca ser reflejo del armado electoral que incluye a las distintas vertientes del peronismo, pero también a sectores progresistas, además de un candidato sin antecedentes en la vida políticopartidaria: el presidente del club San Lorenzo, Matías Lammens.

 

“No es peronismo, ni es kirchnerismo. Nuestro espacio busca ser algo superador”, resumió la primera precandidata a legisladora de la CABA, Claudia Neira, ante El Economista.

 

La frase resume la lógica que se le intentó imprimir al nuevo armado electoral, incluyendo a dirigentes como Victoria Donda, o Pino Solanas o la investigadora del Conicet, Dora Barrancos. Uno de los objetivos trazados por el FdT es el de superar el techo del 20% que el kirchnerismo venía obteniendo en las últimas elecciones.

 

El equipo de campaña del FdT porteño, tiene como uno de sus objetivos primordiales buscar el voto desencantado de Martín Lousteau. El economista quien ahora en Juntos por el Cambio, llegó a cosechar en las pasadas elecciones un caudal de votos cercano al 13%, que de ser capturado por el FdT, podría potenciar las chances de Lammens. Es por eso que en el comando de campaña tienen expectativas de tener buenas performances en las comunas del centro geográfico de la Ciudad, en donde tiene mayor incidencia el voto progresista.

 

En el FdT, ven la polarización creciente como una ocasión de mejorar sus chances. La Ciudad tendrá este año un condimento extra que es difícil de medir por la falta de antecedentes. Las elecciones a jefe de Gobierno estarán unificadas por las presidenciales por primera vez. Si bien la valoración de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta es elevada por buena parte del electorado porteño, la incidencia de la crisis económica y de la figura de Mauricio Macri en la boleta es imprevisible.

 

Según los números que manejan en el FdT, la fórmula presidencial que encabeza Alberto Fernández, orilla el 35% de los sufragios. En el entorno de Lammens no se contentan con fidelizar los votos de los Fernández, si no que aspiran a más, aunque admiten que el dirigente deportivo tenía un bajo nivel de conocimiento en el inicio de la campaña, sin dejar de destacan su perfil de “buen administrador” en combinación con el de “tipo común”, algo que agrado al votante porteño.

 

En ese marco, entienden que en la segunda etapa de la campaña, cuando los niveles de conocimiento producto de las PASO, el camino podría a octubre podría allanarse. El objetivo primordial es claro: acceder a la segunda vuelta. “Vamos a ingresar al balotaje y vamos a ganar elecciones”, se ilusionó Neira ante este diario. El antecedente más inmediato de 2015 da cuenta de las eventuales dificultades que podría tener Horacio Rodríguez Larreta en una eventual segunda vuelta.

 

Ayer, Lammens estuvo junto a Fernández en un acto con entidades culturales dirigido a los votantes más jóvenes, luego de la fallida foto el jueves pasado cuando Fernández no llegó a una actividad con clubes de barrio, por problemas de agenda.

 

 

Mañana, el precandidato a jefe de Gobierno estará presente en el acto en la ciudad de Rosario, en donde el FdT encabezado por Fernández cerrará la campaña en clave federal. Allí, se producirá la primera foto de Lammens junto a Cristina Kirchner.