La inflación de agosto sería de 3,7%

27 de agosto, 2019

consumidor changuito precios confianza

Luego del pico inflacionario de 4,7% mensual de marzo, la evolución de los precios venía desacelerándose mes a mes y en julio se ubicó en 2,2%. En tanto, las proyecciones indicaban que la tendencia a la baja continuaría por este mes y por los siguientes. Sin embargo, el efecto fuertemente negativo en los mercados financieros tras los resultados de las PASO, con la contundente victoria del candidato del kirchnerismo, Alberto Fernández, ocasionó una devaluación que cambió el ritmo de la economía.

 

Con el nuevo escenario, la tendencia inflacionaria, impulsada por el salto del dólar, cambió de dirección y volvió al alza, lo cual de forma inmediata en los días siguientes del 11 de agosto. Según la consultora Seido, que fue cofundada por el economista Luciano Cohan y está enfocada en research macroeconómico, la semana pasada (entre el 19 y el 25 de agosto) se observó una inflación de 1,4% respecto a la semana previa, cuando se había verificado un alza de precios de 2,7% semanal.

 

“Esta variación puede haberse visto afectada, en parte, por la reducción del IVA”, indicó Seido, en referencia al la eliminación de ese impuesto a catorce rubros de la canasta básica alimentaria, que fue impulsado por el Gobierno días después de la derrota electoral y que hace parte del paquete económico para “aliviar el bolsillo de los argentinos” y mitigar el impacto que inflacionario de la fuerte devaluación post-PASO.

 

En tanto, según Seido, la variación mensual promedio se ubicó en 3,1% , frente a 2,2% de la semana pasada. Además, de acuerdo con los datos, la inflación interanual de la semana pasada se ubicó en 54,8%, frente a 54,2% interanual de la semana anterior. Respecto a la inflación núcleo, en los últimos días se ubicó en 1,9% semanal, frente a 3,9% semanal en los días siguientes a las elecciones primarias. La inflación núcleo mensual promedio de la semana pasada se ubicó en 3,8%, frente a 2,5% mensual de la semana anterior.

 

Por otra parte, durante la semana pasada la variación mensual promedio del segmento de alimentos y bebidas se ubicó en 3,8% mensual. De esta forma, según destacó el análisis, se ubicó por encima del registro de la semana previa, cuando fue 2,7% mensual, y de la variación general de esta misma semana, que fue de 2,4% mensual.

 

Sin embargo, el análisis destacó la desaceleración en varios rubros que hacen parte del segmento alimentaria: los datos indican que durante la semana pasada la carne aumentó 2,6%, mientras que la semana anterior se había encarecido 7,6%; los aceites y grasas cayeron 2,7% durante la semana pasada, mientras que en la semana anterior habían subido 4,7%; los panes, pastas y cereales aumentaron 0,3% en la semana pasada, mientras que en la semana anterior habían aumentado 13,4%.

 

Además, durante la semana pasada, los rubros regulados y estacionales arrojaron variaciones semanales de 0,1% y 0,5%, respectivamente. Respecto a los rubros dolarizados y no dolarizados, la consultora destacó que durante la semana pasada arrojaron variaciones semanales de 2,3% y 1,1%, respectivamente.

 

“Esperamos para este mes una inflación cercana a 3,7% mensual, en tanto que para septiembre esperamos una inflación con un piso en 5% mensual”, estiman desde la consultora, que además ajustaron al alza su protección del índice de precios para este año en 50% “con riesgo al alza”.

 

Dejá un comentario