La Fed bajó la tasa, pero el debate sigue

1 de agosto, 2019

fed tasas 2019 bancos centrales

La Reserva Federal decidió ayer bajar la tasa de interés un cuarto de punto y la ubicó en un rango entre 2% y 2,25%. Es el primer recorte desde diciembre de 2018 y estaba descontado por el mercado que hasta hace un tiempo especulaba con una baja de medio punto.

 

La reacción del mercado mostró cierta desilusión porque en la conferencia de prensa posterior a la reunión Jay Powell afirmó que no era el inicio de un prolongado ciclo bajista de las tasas, sino que la Fed irá tomando las decisiones en función de los indicadores que se vayan conociendo. Por ese motivo, las acciones bajaron y el dólar subió contra el resto de monedas, es decir que la respuesta fue la contraria a la que se espera cuando se baja la tasa. Los mercados emergentes también sintieron el impacto de ese mensaje porque esperaban beneficiarse de un escenario de tasas más bajas y dólar más débil. De todas maneras, la Fed dejó la puerta abierta para otra baja de tasas durante este año que es lo que muchos analistas creen que ocurrirá.

 

El que sí tuvo la respuesta esperada fue Donald Trump que quería un recorte mayor y por eso sostuvo vía Twitter que “como es habitual, Powell nos falló”. De todas maneras, elogió la otra decisión de la Fed que fue poner fin anticipadamente a la política de contracción monetaria por la vía del ajuste de su balance. Trump sostuvo que esperaba que la Fed dijese que iba a comenzar un prolongado ciclo de baja de la tasa que pusiera a Estados Unidos en línea con lo que hacen China, la Unión Europea y otros países. Está claro que la preocupación de Trump es el impacto que tiene el nivel de las tasas sobre el valor de las monedas. Una tasa alta como la que tiene Estados Unidos en comparación con la de otros países desarrollados, tiende a fortalecer al dólar y consecuentemente quitarles competitividad a las exportaciones.

 

El movimiento de la Fed se produce en un contexto en el cual, frente a las bajas tasa de inflación y a la desaceleración de la economía, varios bancos centrales empezaron a reducir sus tasas y otros están en camino de hacerlo.

 

Rusia, India, Australia, Indonesia, Corea del Sur y Sudáfrica fueron algunos de los países que ya bajaron las tasas. Ayer se sumaron Estados Unidos y Brasil y en septiembre, el Banco central Europeo pondrá en marcha estímulos monetarios.