La decisión de Trump afectó a todos los mercados

2 de agosto, 2019

donald trump Estados Unidos

Por Luis Varela 

 

A apenas seis ruedas de negocios de las PASO, después de un mes de julio en el que los valores tuvieron distorsiones enormes (en la Bolsa de Buenos Aires hubo varios papeles que subieron más del 13%, como Santander Río, Banco Patagonia, Boldt, Costanera y Capex, o acciones que cayeron más del 7%, como Phoenix, Consultatio, Domec, Gas Natural y Rigolleau), la primera rueda de agosto fue todavía más intensa.

 

Con los inversores descolocados, en una rueda muy agitada, no solo en Argentina, sino también en todo el mundo, Donald Trump pateó el tablero vía Twitter: en medio de las negociaciones comerciales China, decidió que desde septiembre pondrá un arancel del 10% para productos que le venden los chinos a los norteamericanos, por lo que afectará a ventas por US$ 300.000 millones de dólares, generando malestar, preocupación y desconcierto.

 

Esa afirmación, que por ahora es algo dicho en Twitter (habrá que ver si Trump lo concreta), casi todos los negocios palidecieron: la Bolsa de Nueva York retrocedió fuerte, cayeron los precios de casi todos las commodities, subió el precio del oro y se afirmó el valor del dólar contra casi todas las monedas, y dentro de todo ese espectro Argentina es la que más sufrió el temblor cambiario, ya que está a las puertas de las PASO, con gran incertidumbre.

 

En el exterior el dólar subió 0,7% en Brasil, 0,6% en México y 0,4% contra la libra y el chileno, pero bajó 0,1% contra el euro y cayó 1,3% contra el yen. Y, obviamente, sea presión alcista del billete se sintió mucho más en Buenos Aires. El tipo de cambio minorista oficial subió 52 centavos hasta $ 45,55, el blue subió 23 centavos hasta $ 45,43 y hubo una suba de 48 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 44,36, con el Banco Central perdiendo US$ 136 millones en las reservas (quedan US$ 67.755 millones).

 

Debido a las variaciones globales, la relación del peso contra otras monedas también se vio afectada. Medidas en pesos, la libra subió 45 centavos hasta $ 53,71, el euro subió 18 centavos hasta $ 49,09 y el real subió 4 centavos hasta $ 11,54.

 

Con ese marco de intranquilidad, el Banco Central multiplicó sus operaciones de futuro para tratar de frenar al dólar, cosa que no pudo. Pero, además, volvió a subir otro escalón la tasa de las Leliq. Ayer, mientras la oposición denuncia que los bancos ganan $ 3.000 millones por día con los intereses de las Leliq, Reconquista 266 subió más la tasa de ese instrumento: pagó 60,769% anual promedio, con un máximo del 60,849%. Mientras que en plazos fijos los bancos mantuvieron una tasa del 48% anual por plata chica y baja al 52% anual por plata grande.

 

Las declaraciones de Trump movieron todo el tablero de commodities. Hubo un desplome del 6,1% para el petróleo y el barril se cotizó a US$ 54,43 dólares. Los metales básicos estuvieron débiles: el níquel cedió 0,5%, el cobre bajó 1,2% y el aluminio perdió 1,3%. En Chicago se anotó una caída del 1,6% para el trigo, del 1,7% para el maíz y del 1,9% para la soja. En Rosario: el trigo subió 1,2%, pero la soja bajó 0,9% y el maíz cayó 1,4%. El Bitcoin recuperó 4% con panel mixto para el resto de las criptomonedas. Y lo que también estuvo firme fueron los metales preciosos, con muchos inversores buscando refugio: hubo un repunte del 0,5% para la onza de plata y suba del 2,2% para el oro.

 

Los dichos de Trump también afectaron los negocios en Wall Street y hubo bajas del 0,8% al 1,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York mientras que la de San Pablo subió 0,3% y la de México cayó 1,3%.

 

En la Bolsa de Buenos Aires el clima también fue abúlico. Con $ 777 millones operados, el índice S&P Merval cayó 1,5%, con el 80% de lo operado en acciones transado en nueve papeles: Tenaris se llevó el 23% de los negocios, Galicia el 15% e YPF el 9%.

 

Con esa estructura, en los extremos se vieron subas del 2% al 5,1% para San Miguel, Gas Natural, Cablevisión, Costanera, Richmond, Garovaglio y Capex. Y caídas del 2% al 4,5% para Metrogas, Macro, Loma Negra, Santander Río, Supervielle, Clarín, Carboclor, Fiplasto, Central Puerto y Transener.

 

Los precios que llegaron desde las ADR’s argentinas en Nueva York también fueron malos: hubo un salto del 4% para Globant, pero se anotaron bajas del 1% al 5,6% para Macro, Galicia, TGS, Pampa E, YPF, Irsa P, Edenor, Tenaris y Telecom.

 

El único sector que pudo defender los precios, medidos en pesos, fue el de los bonos, donde se registraron muy pocos negocios. El 90% de lo operado en bonos se transó en dos papeles: AY24 71% y AO20 18%. Y en los extremos se registraron alzas del 1% al 2% para los bonos PAY0, PBY22, PARA, TVPP, BPMD, A2M2, AO20, AY24 y AA25. Y una baja del 1,3% para el bono PARAD. Así y todo, los papeles nacionales perdieron algo de valor en dólares, por lo que el riesgo país argentino subió hasta 818 puntos, mientras que Perú tiene 95 puntos de riesgo y Venezuela casi 12.000 unidades.

Dejá un comentario