Gestos amigables de Alberto en encuentro con empresarios

23 de agosto, 2019

alberto fernández

El auditorio tenía sus particularidades. El evento, también. En la platea estaba buena parte de los empresarios más poderosos del país. En un seminario organizado por el Grupo Clarín, dato no menor. Un rato después que el presidente Mauricio Macri, el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en su condición de más votado en las PASO y gran favorito para octubre, se refirió a la situación de crisis del país y trazó algunas lineamientos respecto a cómo sería su gobierno. Para acercar posiciones con sus interlocutores. Y para quitar los resquemores que pudieran existir.

 

“Tenemos que terminar con la idea de que las transiciones son difíciles. Deberían dejar de ser noticias. Tenemos que sacarle todo componente dramático al traspaso”, señaló Fernández, en una de sus intervenciones, más como presidente virtualmente electo que como candidato. “Todos están muy preocupados si hablamos o no con el Presidente. Que hablemos en un momento de transición es razonable”, agregó luego en el mismo sentido.

 

En el seminario Democracia & Desarrollo, que se realizó en el Museo de Arte Latinoamericano (Malba) también se refirió a su relación con Cristina Kirchner, compañera de fórmula y electora, y sobre los márgenes propios con que dispondría. En ese sentido, rechazó cualquier especulación sobre posibles “problemas” con ella y aseguró que si llega a la Casas Rosada será él quien defina los nombres de su gabinete.

 

“Hubo un problema en su momento, pero aprendimos que esa pelea dañaba. Somos una coalición”, despejó dudas, cuando se lo consultó sobre el primero de los puntos. “El Presidente elige a sus ministros. Voy a elegirlos teniendo en cuenta la coalición política de la que soy parte”. Y trazó un perfil de posibles funcionarios. “El común denominador que voy a exigir es la honestidad moral y la intelectual. Quiero un Gabinete homogéneo respecto de la moral pública entendido como un combate absoluto a cualquier forma de corrupción y falta de transparencia”, sostuvo.

 

En términos más estrictamente económicos, Fernández descartó la posibilidad de que el país bajo su eventual presidencia declare la cesación de pagos. “Nadie puede plantear el default”, dijo y también descartó un pedido de quita “porque es una deuda tomada hace dos años por un gobierno democrático”. Al respecto responsabilizó a Casa Rosada por la incertidumbre que se generó alrededor del tema. “Este fantasma que ha sido alentado por el Gobierno es un error”, agregó. “Tendremos que hablar con los acreedores para ver cómo resolvemos el tema. Eso es todo”, insistió ante la mirada atenta de empresarios que ya lo dan como ganador.

 

Cuando se le preguntó sobre la inflación fue crítico respecto de la forma como la había encarado el gobierno de Cristina Kirchner, pero más aún como lo hacía la gestión de Cambiemos. “Si seguimos con esta dinámica vamos a seguir chocándonos contra las paredes, tenemos que parar la pelota. Tenemos que hacer un enorme acuerdo donde participen empresarios, sindicatos y gobierno”, sostuvo como hoja de ruta posible.

 

En cuanto a las reformas posibles, descartó las laborales y previsionables, dos iniciativas que forman parte de la plataforma de Juntos por el Cambio. “El problema no es la ley, el problema es una economía que se ha achicado que le cuesta la energía, le cuesta el transporte, le cuesta el sueldo. Estamos hablando de una economía paralizada, tenemos que prenderla, encenderla. Se apagó el día que, por una cuestión dogmática, creyeron que para atacar la inflación había que tocar el consumo”, dijo.

 

***

El turno de Macri

El presidente Mauricio Macri estuvo en el seminario Democracia & Desarrollo, organizado por el Grupo Clarín, pero no fue la principal atracción. Allí el Mandatario dijo haber sido “demasiado ambicioso en las metas, subestimando la falta de consenso, e instalando el eje central en el equilibrio fiscal”, aunque ratificó que el programa de su Gobierno “estaba dando resultados”. En otro momento de su intercambio con el auditorio, Macri interpeló a los empresarios presentes. “Ustedes tienen la responsabilidad de decir cuáles son las herramientas que necesitan para poder crecer y generar trabajo”, les dijo. Al respecto, el Mandatario enfatizó la importancia de la “institucionalidad” y las “reglas de juego claras”. “Discutamos el cómo, todos queremos que la heladera de los argentinos esté llena”, enfatizó Macri, tras sostener “quien no puede querer que los argentinos estén mejor”.

Dejá un comentario