En mayo, el salario registrado creció 3,6% frente a abril

1 de agosto, 2019

pesos inflación precios devaluaciones

De acuerdo con los datos proporcionados ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en mayo el índice de salarios registrados presentó un crecimiento de 3,6% en comparación con el mes previo. Este incremento, según detalló el organismo, se debe a la suba de 4,2% correspondiente al sector público y al alza de 2,4% del sector público. De esta manera, teniendo en cuenta el alza de 3,6% del salario registrado, junto al incremento de 0,2% en el salario del sector privado no registrado, el resultado total del mes arroja un incremento de 2,8% para el salario total de mayo respecto a abril.

 

Respecto a la aculumación de los últimos doce meses, según el informe del organismo, el índice de salarios registrados indica un aumento de 40,1% como consecuencia del incremento de 39,6% del sector privado registrado y del aumento de 40,9% del sector público. En tanto, esta suba de 40,1% del total del salario registrado, junto al incremento de 32% del salario en el sector privado no registrado, deja como saldo un crecimiento de 38,4% del acumulado del último año para el salario total.

 

No obstante, estas cifras reflejan claramente una pérdida respecto a la inflación acumulada durante el último año. De acuerdo con el estudio LCG, los números de mayo indica una caída del salario real de 3%. “El salario real sigue con una dinámica negativa, manteniendo una variación interanual de -12% en términos reales”, señaló la consultora económica “Sin embargo, desacelera en 0,8 puntos porcentuales la caída real mensual, cuando consideramos el total registrado y el no registrado (-0,3% contra -1,1% evidenciado en abril)”, añadió.

 

“El salario aún no logra ganarle a la inflación, pero el proceso de desaceleración inflacionaria que comenzó hace algunos meses permitirá en lo que queda de 2019 una recuperación marginal del poder adquisitivo”, destacó LCG, que prevé que en adelante, en línea con el desempeño en los niveles de empleo, la dinámica salarial será escasa teniendo en cuenta el bajo punto de partida.

 

“La demanda de empleo no es lo suficientemente pujante para lograr elevar los salarios. No obstante, la recomposición salarial a causa de la pérdida sufrida en 2018 en un contexto de calma cambiaria que hace desacelerar la inflación podría dar lugar a una mejora en el margen para los meses siguientes”, estiman desde la consultora, que a la vez en materia de empleo prevén que, si bien la actividad empieza a encontrar un piso y de él rebotar, el nivel es muy bajo y el clima de incertidumbre política respecto a las perspectivas para el 2020 hacen que la demanda de empleo se muestre “inelástica” al ciclo económico.

 

Adicionalmente, estiman que la “rigidez” que caracteriza al mercado de trabajo y el hecho de operar con cierto rezago pueden ralentizar la recuperación en materia de empleo. “De todas formas, esperamos que se desacelere la caída del empleo en la comparación interanual a medida que la actividad vaya recuperando dinamismo”, concluyeron.

 

La semana pasada, el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación informó los datos del empleo registrado total de mayo, que indican que la evolución acumula nueve meses consecutivos con resultados negativos en la comparación interanual. Los números expuestos señalaron una caída de 1,8% interanual, que implica cerca de 217.100 empleados registrados menos. En tanto, respecto a abril, mayo mostró una contracción de 0,1%.

 

Según los datos oficiales, mientras el empleo público tuvo una leve suba interanual en mayo, la pérdida se concentró en el sector privado, que contó con 8,54 millones de trabajadores registrados y la variación general interanual fue de 2,1% negativa, mientras que la medición mensual mostró caídas de 0,1% en la serie desestacionalizada y de 0,4% en la original. Dentro de este sector, los asalariados descendieron 2,7% interanual, que implica 168.700 empleos menos que hace un año atrás.

 

A nivel regional, el crecimiento interanual del empleo privado se dio únicamente en las provincias de Neuquén y La Rioja, con aumentos de 3,9% y 0,4%, respectivamente. Las mayores reducciones interanuales estuvieron en Tierra del Fuego (-12,2%), Catamarca (-7,8%), Chaco (-6,9%) y La Pampa (-6,6%). En cuanto a los honorarios, el promedio en los asalariados privados en mayo fue de $42.208.

Dejá un comentario